JAWBONE UP

Uno más de los gadgets que están saliendo relacionados con la salud o lo más conocido como “estilos de vida”. Vamos, un sistema para monitorizar tu actividad.

Es una pulsera que va registrando básicamente dos cosas: tus pasos (función de podómetro) y horas de sueño (con intensidad del mismo).

Es de caucho. Está disponible en varios colores (yo elegí azul) y en varios tamaños (mediano). No es muy incómoda de llevar aunque hace falta un pequeño periodo de adaptación.

Su funcionamiento es muy básico. Cargas la batería, que dura aproximadamente 10 días, y te la pones. Cada 2 días la conectas bien a un smartphone (Android o iOS) o bien a un PC o Mac. Cuando lo conectas carga los datos registrados y te ofrece un visión estéticamente muy conseguida de lo que has dormido y caminado. Se puedes establecer retos o metas y puedes controlar cuándo has tenido uno de esos días “perros”.

Jawbone Up tiene una versión inalámbrica que se conecta por Bluetooth 4.0 y que transmite a tiempo real los datos a un smartphone. Es una funcionalidad buena, pero por contrapartida, consume más batería y tienes que cargarla más a menudo.

Existen multitud de opciones actualmente que pueden hacer lo mismo. Incluso Apps para Android o iOS que aprovechan sus chips que controlan ya los pasos. Lo que me hizo decidir por Jawbone fue que funcionaba en cualquier sistema y que no tenía porqué conectarse por Bluetooth cosa que alargaría la vida de la batería.

Es un poco innecesario este tipo de gadgets, pero me llamaba la curiosidad saber qué tipo de actividad y de descanso hago. No creo que me haga variar mi comportamiento, pero si entender qué hago a lo largo de los días y semanas.