LG G WATCH

Y llegó la era de los wearables (portales). Los wearables son gadgets que se llevan encima pero que disponen de cierta “inteligencia” y capacidad de interactuación con nosotros, nuestro entorno o algún otro gadget. Se viene hablando de estos accesorios desde hace mucho tiempo. De hecho, se podría decir que existen desde hace tiempo. Existen ejemplos desde hace algún que otro año tipo Pebble, Fitbit, o cualquier objeto relacionado con la monitorización de la salud. Incluso, comienzan a aparecer sistemas que pretenden ser centros de concentración de wearables, un ejemplo: https://thethings.io/

El gadget que nos ocupa es un reloj. Como tal no hay una gran novedad. Ya hemos comentado que Pebble (sin pantalla táctil) lleva en el mercado varios años. Incluso Sony con su smartwatch (ya en segunda versión) es un buen ejemplo. Lo que tiene de especial este accesorio es que lleva como sistema operativo Android Wear. Una versión reducida de Android Stock y que viene a cerrar el círculo de un ecosistema basado en Android. Y es un movimiento lógico viendo la posibilidad de que Apple saque en breve su iWatch.

Desde que en Mayo Google anunciara el lanzamiento de Android Wear, han aparecido tres opciones de smartwatches: Samsung Gear Live, LG G Watch y el futuro Moto 360 de Motorola. Excepto el último, los otros están disponibles. Había que elegir para probarlos y elegí la opción de LG porque Samsung me tiene un poco cansado y porque LG dispone de mayor vida de batería. Algo importante para gadgets tan pequeñitos y de uso continuo.

Decir que el sistema se ve, sobrio y escaso en opciones. Algo que ya esperaba debido a su reciente nacimiento. Pero de la misma forma decir que espero un futuro muy prometedor si la comunidad de desarrolladores lo apoya. Sé que Google hará esfuerzos para que acaben apoyándola.

En la actualidad, el reloj sirve para pocas cosas. Algunas de ellas:

– Contador de pasos
– Receptor de notificaciones
– Control de entrada de llamadas
– Control de pistas de música
– Información de Google Now (escasa, también)
– Indicaciones de gMaps

Además, el reloj responde a la orden “OK Google” y te permite realizar acciones de voz como enviar un mail, llamar a alguien, escribir un SMS (ojo, nadie atiende a la necesidad de enviar Whatsapps) y un corto listado de cosas más.

La integración con el smartphone (un Motorola X en este caso) es sencillísima por medio de la App Android Wear (originales eh?). No tienes que hacer nada en absoluto. Algo que lo diferencia bastante de las opciones Pebble o Smartwatch2 de Sony. Una vez que queda emparejado por medio de la aplicación, ya no tienes que hacer nada en absoluto. Punto para la simplicidad.

Sin embargo, encuentro a faltar algunas cosas que en el Smartwatch2 de Sony sí funcionan y que parecen de pura lógica. Funciones tan básicas como usar el reloj para gestionar el smartphone: poner en silencio o vibración, consultar el nivel de batería del smartphone, activar/desactivar la wifi del smartphone.. Cosas que deberían parecer triviales y que Sony ha tenido en cuenta y Google no. Punto para la integración de Sony.

Estéticamente, me gusta mucho más el futuro Moto 360 (pantalla redonda), pero tiene pinta de que nos va a hacer esperar más de la cuenta 🙁

Es recomendable una compra de alguno de estos smartwatches? No, diría que no. Es cierto que es un sistema de notificaciones cómodo de ver y que te quita la necesidad de mirar el teléfono, pero a parte de esto, mucha más utilidad no tiene. Eso sí, tiene un potencial enorme y no sería de extrañar que fueran incorporando nuevas e interesantes funcionalidades.