SONY XPERIA Z2 TABLET

La evolución obligatoria de la Z1 Tablet que no pude probar con intensidad. La he tenido diversas veces en mi mano porque un amigo me la enseño per nunca con suficiente tiempo como para poder opinar en este blog.

El diseño es el objetivo principal de Sony con esta tablet. Con todos sus productos, pero también con esta tablet.

Fina, muy fina. Muy, muy fina. Es muy agradable al tacto. Aún siendo de 10 pulgadas (10’1 exactamente) es muy contenida en tamaño. No puedo decir que es fácil de coger con una mano, porque no, pero una tablet de 10 pulgadas está pensada para trabajar y no para que sea manejable. No obstante, lo es. No como su hermana pequeña (Z3 Tablet Compact) pero sí comparada con iPads o Galaxy Tabs.

Como siempre, la pantalla y la batería es lo mejor de un producto Sony. En este caso, lo mantiene. No tiene ninguna ventaja ni desventaja respecto a la Z3 Tablet Compact, exceptuando el tamaño de la pantalla.

Esta tablet, como decía, es una tablet para trabajar. Junto con un teclado y ratón bluetooth, puedes usarla perfectamente como un equipo de  trabajo. La pantalla es una bestialidad. La vista no se cansa nunca, la batería dura una semana completa si el uso no es un intenso. Si lo es, la vida se reduce a unos 3 días.

Una cosa que nunca he comentado de ninguna tablet o smartphone Sony es el cliente de correo para Exchange. Es un verdadera delicia. A la altura del tan deseado cliente de correo de iOS. Es cierto que en mi recorrido de diferentes opciones de diferentes marcas, nunca había encontrado un cliente de correo para Exchange nativo que estuviera a la altura. Al final, tenía que recurrir a opciones externas o bien conformarme con lo que había. Con Sony puedo disfrutar de cualquier carpeta de cualquier cuenta y remontarme y hacer búsquedas entre mi histórico como nunca antes en un Android.

Mi objetivo con esta tablet es demostrar que se puede trabajar con una tablet sin PC o Mac y que puedo trabajar con un escritorio virtual (VDI con VMware) sobre ella. De momento, el único obstáculo es que VDI no soporta un teclado externo que no sea inglés, pero sé que están trabajando en ello y lo solventar ánimo en muy breve. Os informaré.

Para trabajar, existen muchas opciones en el tamaño alrededor de 10 pulgadas, pero no hay un claro ganador. Depende de cómo estés vinculado a los ecosistemas iOS o alternativos. Si tu camino está vinculado a iOS, iPad es la solución. Si puedes trabajar, como se puede realmente, fuera del absorbedor mundo de iOS y su inacabado iCloud, tu opción es ésta Z2 Tablet. No olvidéis que en Android es el único sistema de Tablet generalizado que permite ratón. Para mi fundamental.

SONY XPERIA Z3 COMPACT

Después del Z1 Compact (gran terminal) Sony ha evolucionado su gama alta compacta con este modelo, el Z3 Compact. Y es compacto, no mini. Lo aclaro, como lo hice con el Z1 Compact, porque Samsung o HTC están acostumbrado a hacer versiones de sus buques insígnias en formato mini y, para ello, le ponen un procesador menos potente, menos RAM, menos GPU… Pero no, Sony no hace eso con sus Compacts. Lo que hace Sony con estos terminales es “comprimir” el tamaño para hacerlos más manejables. Para ellos no quitan nada. Nada de lo que tengan sus hermanos mayores: ni la cámara, ni el procesador, ni la ram, ni la GPU…. Simplemente recortan la pantalla para adaptarlo a la mano.

El Z3 Compact es un terminal perfectamente acabado. Más ligero y más fino que el Z1 Compact pero con la misma potencia que el Z3 standard. Por fin viene acabado con Gorilla Glass 3 por delante y por detrás. Es una cosa buena por la robustez y las tan poco deseadas ralladuras. Bien,

Poco más que añadir. Es el Z3 con una pantalla de 4’6 pulgadas en vez de 5’2. El resto es, idéntico. Y no es más que eso un Z3 más pequeño.

Sería mi propuesta de terminal para cualquier persona que, como yo, no le acaben de agradar las pantallas de 5 pulgadas o más.

SONY SMARTWACH 3

Ala! Otro producto más de Sony! Pero no es casualidad ni oobsesión. De verdad que os digo que la calidad de los productos es brutal comparado con la competencia. No puedo convenceros con la palabra pero deberíais probarlo 😉

Este es el tercer smartwatch de la marca Sony. El primero no lo toqué. El segundo sí (entrada en el blog) y era realmente algo muy bueno comparado con la competencia que tuvo en su momento (Pebble o Cockoo). Pero en esto que apareció Android Wear: un sistema operativo ligero y adaptado para wearables (portables) y revolucionó el mercado. Los primeros que sacaron un smartwatch con Android Wear fue LG con su LG G Watch (entrada en el blog) que es un reloj muy bueno pero con algunas pequeñas carencias (sensor de luz ambiental y batería). Es verdad que el primero que sale, arriesga. LG arriesgó y le ha salido bien.

Pero Sony es Sony y ha esperado un tiempo hasta sacar esta versión 3 de sus Smartwatch. De hecho, había incertidumbre en saber si iba a seguir con un smartwatch con software propio o bien tirarían de A. Wear. Finalmente tiraron de Wear y yo lo celebro. Pero no ha quedado ahí su apuesta tecnológica. Han añadido en un reloj similar al LG G Watch, un sensor de luz ambiental (hace crecer la duración de la batería), más batería y GPS integrado. Todo lo que necesitas para loggear tu vida sin necesidad de smartphone emparejado. Que si lo tienes mejor, pero sin él, también puedes. Luego sincronizar y listo! Bien, de nuevo, por Sony.

He de decir que prefiero el diseño redondo de los relojes clásicos, pero si debe ser cuadrado, éste de Sony es mejor que el LG. Es una cuestión de gustos y no os debe servir como referencia.

Una cosa que me ha resultado muy curiosa y realmente práctica es la forma de cargalos. Como seguramente ya sabéis, todos los smartwatch se cargan con una base de carga con conectores imantados. No es que sea un problema pero, en mi caso, que uso un dock multibase con varios conectores microusb, me gusta poder cargar todos mis gadgets en el mismo dock. Cosa que no puedo hacer con las bases de carga. Sony también ha pensado en esto :). Sony a puesto una entrada microusb de carga y, además, la esfera se puede extraer de la correa para que puedas cargarlo mucho mejor. 12 points otra vez para Sony. Tanto cuesta pensar en estas cosas e implementarlas?

La pega. La pantalla tiene un brillo “raro”. No es que se vea mal ni peor que la competencia, digo que es algo “raro”. Es como una intensidad por encima de lo normal que hace que los negros no sean un oscuros. No sé, igual es percepción mía pero….

Mi mejor elección en formato cuadrado es este Sony Smartwatch 3. En formato redondo, espero poder probar en breve probar el Moto 360. Ya os contaré.

TOYOTA YARIS HYBRID

Después de mi tan abrumadora y nostálgica experiencia con el “me gusta conducir“, las cosas han hecho que mi vida pase por un reajuste en mis costumbres. En el mundo de la automoción, el salto ha sido mareante. He pasado de “caballos desbocados” a un “carrito del Carrefour” para pasear a Miss Daisy.

Mis requerimientos eran sencillos pero difíciles de conseguir:
– Consumo reducido
– Gasolina
– Automático
– Pequeño (ciudad)
– 5 puertas

Había muchas opciones en el mercado. La mayoría no cumplían con todos los requisitos pero como mucho fallaban en tan sólo uno de ellos. Normalmente la opción automático. O bien en carecía mucho el producto o bien no existía la opción. La incorporación de la tecnología Start&Stop ha hecho que haya una cierta incompatibilidad con las transmisiones automáticas.

Después de filtrar mis opciones tenía dos. Ambas soluciones híbridas. Honda Jazz y Toyota Yaris. Después de leer mucho en blogs de expertos (es recomendable hacerlo cuando no tienes ni idea de mecánica) la opción era clara. Toyota. Otra cosa es que cumpliera mi objetivo de presupuesto. Sí cumplieron. Había un cambio de modelo (restyling para el 2015) y eso facilitó mi negociación.

El Toyota Yaris Hybrid es un coche mono, de ciudad, consumo contenido (no tanto como las cifras indican, por supuesto), con un motor que responde bien en ciudad (no en autopistas con subidas muy largas) y que tiene un comportamiento dinámico muy digno. Ser un coche pequeño no le quita solvencia en el cómo se mueve. Toyota siempre ha sido una buena marca para diseñar chasis y tarados. Este Yaris es una muestra.

Es un coche cómodo, fácil de conducir, con un consumo que te hace ahorrar sin querer. Es un coche con bastante tecnología incorporada de fábrica (bluetooth, cámara visión trasera…). Le incorporé dos opciones extra que eran el navegador y la apertura de puerta sin mando. Ambas muy útiles. La primera porque, aunque no lo tengo activado, salta un ligero “pip” avisándote de un posible radar. La segunda porque te permite no tener que sacar el mando del bolsillo. Algo que nunca había experimentado y que es útil.

En general, el coche me ha gustado. Es un coche evidentemente de ciudad, y se nota. Si lo sacas a un viaje por autopista y te toca un tramo con subidas rápidas y largas entonces estás medio muerto. Ves que el coche, por mucho que le pises, va perdiendo velocidad muy poco a poco pero de forma muy molesta. No puedes hacer nada contra ello. En fin, es cosmopolita 😉

Buen utilitario para ciudad. Nada más que para eso.

LOLLIPOP-ANDROID 5.0

Y llegó. La gente lo esperaba como agua de mayo. En forma de OTA (Over The Air) llegó a mi Nexus 5. Un terminal ya comentado en este Blog y que tenía ganas de verlo funcionar con la nueva versión de Android.

La versión 5 ha venido con un mensaje muy claro y contundente: Hay vida en el diseño más allá (e incluso por encima) de Apple. Debo reconocer que Apple ha sido una referencia en el diseño de las interfaces de usuario, pero claro, la gente no es “manca” y evoluciona. El mercado es dinámico y los diseñadores mejoran y cogen referencias. Y luego mejoran las cosas 😉

Es un chorro de aire fresco para un sistema lastrado por el concepto embrionario de Linux. Parecía que todo lo que se basa en Kernel Linux debe ser útil pero no bonito. Es una pelea eterna entre funcionalidad y Look&Feel. En esta ocasión, Android acaba de dar un golpe en la mesa. Y la contundencias es tal que pronto, muy pronto, la competencia se verá obligada a moverse. Y rápido que los usuarios son inteligentes y se fijan en estas cosas.

Lollipop está inundado de constantes transiciones y movimientos, pero sin aturdir ni molestar. El diseño Material Design es genial, plano, sin degradados, con iconografía simple pero con gusto. La multitarea es sencillamente, lo que siempre había esperado y no lo sabía. Ésto es la multitarea. Por fin alguien ha hecho lo que todos pedíamos de forma muda. Algo muy de Apple: dar lo que la gente pedía sin hacerlo. Enseñar qué necesitaban. Lollipop está aquí para eso.

Sin duda ahora la batalla pasa porque las aplicaciones de referencia (Evernote, Dropbox, Twitter, Facebok…) se pongan las pilas para adecuar sus diseños a a Material Design. Valdrá la pena. Hay que recordar que en 4.4 el modo Inmersive fue un aquest a muy buena de Android y que muy poca gente quiso adoptar para diseñar sus aplicaciones. Una lástima, pero espero que ahora sí que lo hagan con esta iteración de imagen.

Google, como no podía ser de otra forma, va a registrar todo su entorno webapp para que respete el diseño y, estoy convencido, también atacarán a ChromeOS. Será un gran movimiento para abrumar a la competencia. Cierto es que todos deben seguir su estela pero es Google y pueden, creo, llegar a ser muy convincentes.