SONY XPERIA, SIEMPRE

Pues quizás sea fruto tan solo de una apreciación personal pero creo que llevo un recorrido de análisis suficientemente largo como para tener un criterio objetivo. No tiene que ser acertado, solo objetivo.

Sony es un fabricante japonés. Este hecho, que puede parecer falto de argumento, coge peso cuando echas un vistazo a su filosofía de vida. Es el único fabricante japonés que llega a nuestras tierras. El resto de fabricantes se reparten por Asia. Y no es que estén mal sino que Sony tiene otros criterios de calidades y de construcciones. También de diseño, ¿por qué no?

Sony cumple con todos los requisitos que le reclamo a un terminal:

  • Led de notificación customizable
  • Activar pantalla con doble toque
  • “Ok Google” desde reposo
  • Dual-sim (Z3 Dual o el M4 Aqua)
  • Actualizaciones al día (Y por Dios que Sony cumple como el mejor!)
  • Botón directo de cámara
  • Diseño elegante
  • Gran duración de bateria. Más aún con su sistema Stamina, el mejor optimizador de energía que he visto

Y porque a cada renovación que sacan mejoran la anterior.

Eso sí, no se libran de alguna “cagada” como el Z3+ (llamados por Japón Z4) que fue un fiasco. No por culpa de Sony sino de Qualcomm, pero Sony podía haber testado mejor ese procesador para decidir no meterlo en uno de sus buques insignia. Y eso es “cagada” de Sony, sin duda.

Otra cosa que cada vez valoro más de Sony es que, cada vez más, la capa de personalización y el software que trae propietario es cada vez menor. La customización del launcher es mínima y las aplicaciones propias que mete son escasas y, a la par, muy útiles.

¿Significa esto que dejaré de probar otras marcas y/o modelos? No, no sería el objetivo de este blog 😉 Pero estoy convencido que cada producto Sony que pase por mis manos, reforzará esta idea que expongo.