ZENWATCH 2

De la misma forma que Motorola sacó su Moto 360 2, Asus ha sacado su Zen Watch 2. Y, de la misma forma que Motorolo apenas varió el diseño, Asus tampoco lo ha hecho. A la vista son casi idénticos, pero a nivel de hardware han añadido uan cosas muy buena: el altavoz.
De la misma forma que Huawei lo ha incluído en su primer smartwatch, Asus ha decidido introducirlo en su evolución del anterior modelo de smartwatch. Todo un acierto desde mi punto de vista.
Y, de la misma forma que Motorola otra vez, nada nuevo que aportar a nivel funcional más allá de las mejoras en el funcionamiento de la nueva versión de Android Wear 6.
Poco más que añadir. Diseño cuadrado (no hay muchos smartwatch cuadrados. Todos tiran por la esfera), elegante y con la utilidad que le puedas dar a un smartwatch, si se la vieras, eso sí.

MARSHMALLOW

La evolución de Lollipop y que hace pocos días ha recibido ya a su sustituto (Nougat). Todo y que el nuevo Nougat acabe de salir, la penetración de Marshmallow en los terminal que ya están en el mercado es lentísima. Pocas empresas dedican verdaderos esfuerzos en mantener actualizados sus terminales. A poco que el terminal tengo algo más que 1 año, despídete de que el fabricante de tu terminal quiera complacerte con la última versión de Android.
Bien es cierto que actualizar no es nada trivial para las marcas. Muchas veces, las actualizaciones tienen implicaciones con hardware (procesador básicamente) y no todas las versiones de Android nuevas son retrocompatibles con procesadores que están en el mercado con más de 1 año. En este punto Google debe aprender de iOS y su retrocompatibilidad. Es cierto que Apple no tiene que dar servicio de software a decenas de marcas diferentes y eso facilita su gestión, pero Google podría hacer más a la hora de pedir compromiso a las marcas para que dieran continuidad a su sistema operativo. Quiero entender que lo intenta pero que son muchas marcas y cada una va a la suya. A ver qué nos depara el futuro en este sentido.
Me centro en Marshmallow (Android 6). El cambio de nombre del SO parece que deba implicar grandes avances o avances que cambian radicalmente el concepto del SO anterior pero no es así. Para nada. Pensad en cada nombre que va saliendo como un major update del sistema operativo anterior. Estas major update mejoran el funcionamiento de la versión anterior, arregla fallos de seguridad y añade ciertas funcionalidades. Pero no es la revolución a nivel de kernel (nucleo del SO) que se suele mantener estable durante muchos años.
¿Qué incluye pues Marshmallow?. Pues optimización en el uso de batería (el famoso Doze), la gestión más óptima de las notificaciones y es más estricto con los permisos. Ésto último que podría ser una ventaja, desde mi punto de vista, ha generado más problemas que seguridad. Bastantes aplicaciones no han sabido adaptarse a los niveles de permisos que exige ahora MM (Marshmallow) y han eliminado funcionalidades u opciones que antes hacíamos servir. Seguro que el fin es bueno, pero creo que si algo es criticable en Apple (pensar que los usuarios son tontos y que hay que protegerlos de ellos mismos), Android no debería imitarlo. Y parece que lo hace.
Otra cosa que llama la atención (y se agradece) es que se recupera de forma nativa el uso de tarjeta de expansión de memoria (microsd). Lo hace de una forma un poco incómoda pero al menos, para los terminales con 16 GB de memoria interna, ya pueden encontrar alternativas para aumentarla (si por hardware se permite, eso sí). Cuando insertes una tarjeta microSD MM te preguntará qué quieres hacer con ella y te da dos opciones:
– Incluirla como parte de memoria del sistema (y extenderá la memoria interna con la capacidad de la tarjeta). Esto implica que si la extraes para utilizarla en otro teléfono, tendrás que formatearla porque MM encripta su contenido.
– Usarla como almacenamiento externo para poder extraerlo y compartirlo. En este caso, no te dejará almacenar música o películas de Google Music o Google Movies porque entienden que puede que las copies en la tarjeta para duplicarlas (¿piratear?), cosa que Google no permite hacer. Y me parece lo más razonable.
Debes pensar bien qué opción eliges. Serás esclavo de tu decisión. Podrás cambiarla más adelante, pero deberás formatear con toda probabilidad.
Una cosa que no me acaba de convencer mucho es la gestión de los modos de sonido (Silencio, Prioritario y normal). Han cambiado ligeramente cómo lo hacía Lollipop y, cuando ya me había acostumbrado, me lo vuelven a cambiar. Lo mejor es que se recupera el modo de Vibración que habíamos perdido en Lollipop. Cambios que me obligan a mi modo de interactuar con mi smartphone no suelen gustarme. No digo que sean inadecuados, digo que soy conservador en el uso 😉
Es evidente que si tu fabricante te lo permite, deberías cambiar a Marshmallow. Sony ya tiene casi todos sus teléfonos actualizados. BQ también. Pero pocos más. Lastimica.

MOTO 360 v2

La nueva versión del smartwatch de Motorola. A nivel estético poco ha cambiado. El botón lateral, que ha pasado de la posición media en el lateral derecho a una posición superior también en el lateral derecho.
A la vista parece más un reloj convencional pero, cuando se enciende la pantalla, entonces solo puedes ver esa franja inferior donde Motorola ha decidido poner algunos sensores. En la primera versión del Moto 360 lo hicieron así pero defraudó un poco. Quitaban parte de la esfera del reloj y quedaba feote. Pensaba que en la nueva versión lo iban a evitar. Pero no, no lo han hecho y es un punto negativo. Se parece enormemente al Huawei Watch. No os puedo decir cuál fue antes, pero alguien no ha hecho los deberes a la hora de diseñar y ha mirado a “su compañero”. Eso sí, Huawei aporta una gran ventaja y es que tiene altavoz y puedes atender una llamada desde el propio reloj. Gallifante para Huawei.
A nivel de software, de todos es conocido, las marcas no pueden trabajar mucho sobre Android Wear más que añadir alguna que otra aplicación. Este smartwatch lleva la última versión de Android Wear (la 6) y las bondades del SO son de Android, no de Motorola. Si acaso las pequeñas aplicaciones que puede aportar Motorola añadidas al SO de Android Wear. Pero nada más que eso.
La batería, como todos los smartwach (exceptuando el Sony) dura para 1 día de uso. No lo podrás sacar de ahí. Tampoco ha mejorado en este aspecto.
Si te has de comprar uno, precio por precio, compra el Huawei Watch. Idéntico aspecto, pero con altavoz. Algo que podría resultarte útil en alguna ocasión. Ambos elegantes, eso sí.

CYANOGENMOD

Si sabéis como funciona el mundo de los sistema operativas en telefonía móvil, sabréis que existen dos “monstruos”: iOS y Android. Luego existen gente que quieren ir sacando la cabeza (Microsoft, Tizen, Blackberry…) pero todo indica que los “monstruos” serán los que persistan. Dentro de Android (por su naturaleza de Open Source), existe una multitud de sistemas operativos paralelos que aprovechan el código existente publicado por Google para customizarlo según el criterio de cada uno. De este tipo, existen multitud de ejemplo. Muchos de ellos surgidos en China debido a sus políticas antimonopolio, la mayoría de fabricantes chinos de móviles crean su propio sistema operativo. Luego, de una forma sorprendente, existen trabajos paralelos que se dedican empresarialmente en desarrollar un sistema operativo que se adapte a cualquier móvil. Todo y que no es fácil y que no todos los móviles son igual, Cyanogenmod surgió para tener una alternativa a Android (versión Google) sin las Google Apps (se pueden instalar, pero solo si quieres) y que funciona para muchas marcas y muchos modelos.
Para poder usar este sistema operativo, has de tener un mínimo de conocimientos para poder instalarlo. Bien es cierto que existen modelos que ya salen de fábrica con Cyanogenmod (BQ X5 o Oneplus One), la mayoría de móviles no lo traen por lo que tienes que instalarlo tú. No es trivial, pero tampoco muy complicado.
Mi experiencia con Cyanogenmod es excelente. Creo que recogen las peticiones que los heavy users demandamos a un terminal de forma nativa sin tener que recurrir a apps de terceros que no siempre funcionan como esperas.
¿Qué destacaría de Cyanogenmod por encima de Android Stock (puro)?
– Gestión del color del led de notificaciones
– Gestión del tono de llamada independiente para cada sim
– Menú de apagado con opciones de perfiles de sonido
– Doble toque en pantalla para encender y también para apagarlo
– Modificación del funcionamiento de los botonos de navegación (ponerlos invertidos)
– Añadir gestos sobre la pantalla (tanto activa como en reposo) para acceder a ciertas funciones.
– Actualizaciones del sistema operativo casi a diario.
– Sistema de proposición de ideas que se someten al consenso público y se integran
-….
He de confesar que me cuesta mucho salirme de este sistema operativo. A veces, cuando me planteo adquirir algún terminal, busco en la web oficial de Cyanogenmod para ver si tiene o va a tener soporte para dicho terminal. No siempre es posible pero….
Android es mi sistema operativo. Sin duda. El trabajo de Google es muy acertado. En cada versión mejora sustancialmente. Cyanogenmod lo único que hace es incluir de una forma más rápida o ágil las peticiones de los usuarios que, por magnitud de estructura, Google no puede hacer de momento.
Recomendable, pero solo para gente con ciertos conocimientos técnicos.