ONEPLUS 3

Desde que conocí la marca Oneplus y su modelo X, he de decir que este fabricante reúne lo mejor de todos los aspectos de los terminales Android. Tengo la sensación que les preocupa enormemente lo que quieren los usuarios y adaptan su diseños y funcionalidades a estas peticiones. Y son chinos! Pero no se nota en nada.
Ya sabéis que mis comentarios del Oneplus X son muy buenos, pues el del OnePlus3 (OP3) no bajan de categoría. Ha sido todo un acierto comprarlo. Tiene algún contra, pero nada que no sea solucionable.
Un terminal de 5’5 pulgadas. Algo grande para mí, pero es cómodo de usar. No voy a engañarte y decirte que no parece tan grande. Lo parece y lo notarás en el bolsillo de forma muy clara. Pero, dentro de lo que cabe, no está nada mal.
Lo primero que llama la atención a primera vista es que el sensor de huellas es el botón de Home  pero no es un botón físico sino sensible al tacto. ¿Tanto costaba? Gran idea Oneplus!!!
Hay un gran “pero”, y es que el sistema operativo (OxigenOS) no me acaba de convencer. Utiliza Marshmallow por debajo, pero la personalización que han hecho no acaba de convencerme porque le faltan algunas cosas fundamentales para un dual-sim:
– Poder elegir el tono de la llamada según la línea por la que entre la llamada.
– Personalizar el color del led según qué notificación te llegue
– Apagar la pantalla de forma táctil sin que sea vea afectada la autenticación por huella. Hay que decir que esto es un error (bueno, no es un error, es una decisión funcional que no comparto) de Marshmallow y no de Oneplus.
Sin estos 3 puntos, me parece incómodo usar su sistema operativo. La solución pasa por mi tan deseado Cyanogenmod. Este SO me permite tener todas las funcionalidad pero con el hardware y diseño que tiene este terminal. Un producto redondo con un SO que se adapta a mis necesidades.
El Oneplus 3 es una bestia. 6 GB de RAM y 64 GB de ROM. Te sobra por todos los lados. Todo va con una fluidez brutal y el acceso a desbloquear el terminal sin apretar un botón físico es muy, muy bueno. Y la velocidad en la que reconoce la huella es la mejor que he visto hasta la fecha.
Sería mi terminal definitivo si la medida de su diagonal no pasara de las 5 pulgadas. A la sumo, aceptaría 5’2, pero cuanto más pequeño mejor. Intuyo que viene al mercado en muy poco tiempo un gran “combatiente” que va a toda velocidad como es Meizu con su Pro 6. Espero poder hacer una entrada de este terminal en breve. Mientras tanto, el Oneplus 3 es mi terminal de referencia.
Imprescindible si las 5’5 pulgadas no son un problema para tu mano.