MEIZU 6 PRO

Un terminal móvil chino que pretende disimularlo con una apariencia de diseño muy europeo. Y la verdad es que consigue engañarte. En la mano se ve muy premium. Cuando lo enciendes, el software está muy cuidado. Hay que decir que los chinos, en el software, están mejorando mucho. Solo falta que quiten todo el bootware que le meten en chino y conseguirán convencerme.
Este terminal tiene una cosa MUY especial y es el botón Home. Tiene un comportamiento no habitual y es que, con gestos, podrás conseguir hacer lo que, en un Android normal, puedes hacer con el botón de atrás y el de aplicaciones recientes. Aunque no me acaba de convencer, admito que, una vez te acostumbras, es fácil de manejar.
Lo que menos me gusta de esta marca es el software. Utiliza una software que se llama FlymeOS. Quieren ser “europeos” pero, a la mínima que rascas, ves que hay chino por detrás. Ni siquiera respetan el orden de los menús. No es nada intuitivo si vienes de otro teléfono Android. Los chinos, como ya he comentado en alguna ocasión anterior, realmente respetan poco las directrices de Google. No digo que deban hacerlo, digo que lo personalizan demasiado y les pasa factura.
Si nunca has tenido un terminal cercano a Android puro, es probable que te guste. Eso sí, ten en cuenta que, como te acostumbres, luego no podrás pasar a marcas más cercanas a Android Stock como Motorola, LG, Samsung, Sony….
Y, por último, otra de las cosas, menos buenas de los terminales chinos, son las actualizaciones. Muy, muy desatendidas por sus fabricantes y, muchas veces, te obligan a hacer procesos raros de actualización. Vamos, que no puedes hacer una OTA update. Meizú, es una de las marcas que lo hacen.
Bonito, barato, bueno, pero no óptimo.