GOOGLE PIXEL 2

El último smartphone que tuve de Google fue el Nexus 5. Un terminal fabricado por LG que me encantó pero que no acababa de adaptarse a mis necesidades puesto que necesitaba dual sim. Y Google no fabrica terminales con Dual Sim. A ver si aprende de Samsung que ahora ya saca todos sus terminales así (o prácticamente todos).

Me llevó a comprar el Google Pixel 2 el hecho de que, siendo un terminal reciente, era un terminal de 5″. Algo cada vez más difícil de encontrar. Otro motivo que me decidió a comprarlo es que sabía que iba a incorporar Android Pie en breve. Ya sí fue, desde la noticia de que se había publicado la versión definitiva de Android 9 (Pie), el terminal tardó un día en actualizarse.

Los terminales de Google siempre han tenido un diseño muy moderno y elegante. Diría incluso que su diseño va acorde con el software. El Pixel 2 tiene un diseño muy continuista y respetando en parte las lineas generales de los smartphones de los grandes fabricantes mundiales. Eso sí, con su toque de personalidad Google.

El Pixel 2 no lo lanzaron aquí. En España solo vendieron el Pixel 2 XL (de 5’5 pulgadas). Como dando por hecho que a los españoles les gustan ya solo los terminales pequeños. En fin, seguro que tienen algún estudio de mercado. Para conseguir un Pixel 2 de 5 pulgadas, no fue complicado. El omnipresente Amazon te lo consigue desde los confines de la Tierra.

En mano, el Pixel 2 se siente cómodo y muy ligero. Con una construcción sólida y un diseño típico “Google”. Me gusta en general en su aspecto estético exceptuando que los bordes superior e inferior son demasiado anchos. Quizás para meter altavoces estéreo, pero hay otras marcas que han sabido resolver esta cuestión técnicamente mejor y les ha permitido disminuir los bordes. Pero es un pequeño grano de arena comparado con el aspecto general.

Desde que me llegó y lo configuré con mi personalización hasta que llegó la versión Pie de Android pasó un día por lo que, este análisis, solo lo voy a hacer contacto que el Pixel 2 ya tenía Android Pie. Oreo apenas me dio tiempo de probarlo.

La pantalla Amoled es muy buena. Tiene un control sobre los colores que, si bien no te deja personalizarlos, tiene 3 configuraciones que harán que encuentres la configuración deseada. Yo la encontré con la opción “Vividos”. Como decía, la pantalla se ve muy bien. Permite el doble toque para despertar (OLÉ!) y tiene la funciona Always On Display que SOLO Samsung aprovecha con fuerza. Tiene led de notificaciones y el sonido estéreo es muy bueno.

La cámara me ha sorprendido muchísimo. Es muy rápida en activarse con el teléfono bloqueado y muy rápida en tomar la foto. El resultado está a la altura de los flagships de Samsung (S9-S9+ que, para mí, son un referente en cuanto a fotografía). Tengo que hacer muchas más fotos y en diferentes escenas y ambientes para poder concluir que está a la altura, pero las primeras pruebas son muy satisfactorias.

Sobre Android Pie, no me extenderé mucho. Ya tengo una entrada hablando del mismo. Al Pixel 2, le sienta de maravilla y creo que ha sabido sacarle jugo a las bondades de la tecnología de la batería.

Dos pegas que le pongo:

  • La no inclusión de clavija jack de audio. Son un radical defensor de esta clavija. Imaginad que alguien se haya gastado una pasta en una auriculares de gama alta y que se compre o le regalen un Pixel 2 o un iPhone 7,8 o X. Desde ese momento ya tiene que, o dejarlos, o ir siempre con el cable adaptador de usbC a jack 3.5. No lo veo 🙁
  • No disponer de dual sim. Puedo entender los motivos que llevan a un fabricante a no poner en el mercado terminales dual sim, pero lo que no entiendo es que, si pones un bandeja para una SIM y una microSD, ¿por qué no permitir la dual sim?. Al menos Google ha sido más coherente puesto que la bandeja solo tiene para poner una SIM.

Temo que, a los que nos gustan los terminales más reducidos (5″), Google (junto con el resto de fabricantes) nos acaben de abandonar y dejarnos sin terminales modernos y pequeños. Se habla que el Pixel 3 va a venir solo en su versión XL. Y que incluso, crecerá en diagonal. No podemos tener las manos pequeñas!!!

Este terminal es una muy buena experiencia de uso. Como imaginas, no está cargado de software inservible (como sí hacen todo el resto de fabricantes), pero podrás instalar lo que quieras puesto que dispondrás de 64 o 128 GB de almacenamiento.

El precio sí me parece algo elevado viendo la competencia. Quizás quieran imitar a Apple con su política de marketing aspiracional. No sé.