GOOGLE HOME MINI

Ha llegado la moda de los altavoces portátiles. Pequeños altavoces con batería que se enlazan por bluetooth con tu móvil y que te permite disponer de música con una calidad más aceptable que la que dan los altavoces de los smartphones actuales. Por muy gama alta que sean, los altavoces suelen sonar pobres.

Y realmente sorprende la calidad que consiguen estos pequeños altavoces. ¿De dónde sacarán tanta potencia? El caso es que suenan bien.

Pues el tema de las altavoces es la primera batalla que tienen los grandes fabricantes para ofrecer a los usuarios.  Ahora, estos altavoces han evolucionado a algo más. Se han convertido en asistentes personales. Tecnologías que pretende ayudar en tu día a día. Poner música, hacer una búsqueda de alguna compra, saber el tiempo, enviar un mensaje o un e-mail a alguien…. Todo ello, además con la voz.

Los famosos Siri, Alexa, Cortana o OK Google, metidos en un altavoz y que, además, tengan la capacidad de entender qué necesitas, interconectarse con otros elementos smart de tu casa o entorno y ejecutar acciones que te sean de utilidad.

Promete pero, ¿Realmente es funcional? Pues no, no lo es. Creo que las marcas pretende “forzar” la máquina de la inteligencia artificial (IA). Ponerla en el mercado pronto. Hacer que el gran público la conozca y, ya para cuando se pueda, hacer cosas que sí que sean útiles y funcionales.

Mi experiencia con todos los asistentes es decepcionante. Todos pretenden imitar a una persona que razona, pero es muy fácil ponerles en aprieto. El motivo de que estén tan limitados es la propia tecnología. Y es que no es fácil integrar en una aparatito un “señor/señora” que atiende cualquiera de nuestras peticiones. Soy consciente que son pasos necesarios que debemos dar para que podamos llegar a una situación más rica en acciones. Pero también creo que se están precipitando. Y la competencia, que debería tener muchas cosas positivas, está lanzando a la desesperada a fabricantes a sacar cualquier cosa que parezca que va a tener IA y que nos complazca en cada una de nuestra peticiones.

Dejando estos puntos claros, indicar que el gadget del que trata esta entrada es perfecto para hacer las pocas cosas que, como os decía, se pueden hacer. Es pequeño, consistente y con un tejido muy agradable en el frontal. Tiene 4 leds que se iluminan para darte a entender diferentes estados (escucha, habla, analiza, busca…) y una voz MUY agradable y MUY humana (femenina) que tiene una calidad sublime. Sin duda es lo mejor que he escuchado en tiempo. Y me sorprende cómo algo tan pequeño tenga esa calidad. Y más por el coste que suelen tener (no más de 60€).

En la práctica, OK Google te ayudará en saber el tiempo, poner una canción o ver una película (si lo enlazas a ChromeCast como tengo hecho yo). Cosas que, si bien es cómodo, tampoco cuesta tanto hacer desde un smartphone con los dedos!

Este Google Home Mini me lo envió directamente Google como beta-tester (cosa que em encantó!) y estuve probándolo durante un par de semanas antes de que llegara al mercado. Lo probé y saqué estas conclusiones que expongo hoy en esta entrada del blog. Y de la misma forma se lo comuniqué a ellos. Creo que hay que hablar claro y llano para que las propias marcas también sepan dónde hay que mejorar o cómo implementar nuevas funciones.

Es un camino que justo acabamos de empezar a caminar y que parece ilusionante. Estaré atento a lo que nos depare el futuro para comentarlo en este blog.