PARROT BEBOP 2

Desde hacía algún tiempo que venía valorando la posibilidad de comprar un drone. Sin partir de ninguna idea me puse a comparar. “La guía del buen comprador” te olbiga a googlear y leer reviews con tal de poder acertar. Y nunca es una garantía 😉
Después de leer, leer y leer, me fijé en la marca Parrot. Es una marca francesa que, sin apasionarme, ha hecho algunos productos que me han llamado mucho la atención. Sobretodo desde que comenzaron a trabajar con una gran diseñador: Philippe Starck. Con él realizaron unos auriculares supraaurales que eran una delicia: Los Parrot Zik.
El caso es que me fijé en su drone Bebop 2, evolución de su primera versión. Lo mejor de este modelo es que era capaz de trabajar de una forma muy buena con un controlador llamado Skycontroller que te permitía tener una verdadera consola de gestión del drone y de sus vuelos. El alcance de este controlador con la wifi que tiene incorporada tiene un alcance de hasta 2’5 Km. Parece mucho pero he comprobado a la práctica que con 1’5 Km, el drone funcionaba perfectamente. Es algo extraño pilotar un drone que ni siquiera con la vista lo alcanzas. Lo compré.
El veredicto fue muy rápido en el primer vuelo que realicé. No me equivoqué. Sé que había opciones mejores (y más caras). Estuve mirando los DJI Phantom’s que estaban muy bien pero, a igualdad de condiciones con el Bebop2, los DJI eran mucho más caros.
El primer vuelo te exige una concentración muy intensa. Acostumbrarte a qué función hace cada mando y de todas las posibilidades que te ofrece la cámara es algo muy, muy exigente. Pero he de decir que necesitarás 10-15 minutos para acostumbrarte a los mandos. No digo que te conviertas en experto, digo que te servirá para poder entender qué hace cada cosa.
La prueba de que había acertado era el vídeo que pude grabar. Con una mínima edición, conseguí un resultado que a muchos asombró. Y mi pericia era escasa. Y lo sigue siendo, pero los resultados son cada vez más finos.
Manejar el drone es casi un juego de consola. Si, además, te compras las gafas VR, entonces sí que te metes en un juego, pero con toda su realidad. La calidad de imagen es asombrosa. No es 4K, “solo” FullHD pero lo mejor, desde mi punto de vista, es el estabilizador de imagen. Algo que salvará aquellas escenas en las que, tu torpeza o bien alguna ráfaga de viento, te traicionen.
Una de las cosas que te hablarán más en los blogs es el tema de la autonomía. Sin ser una autonomía magnífica, podrás grabar con cierta tranquilidad 15 minutos. Cuanto más lejos lo lleves, más movimientos hagas, menos duración. Es el precio que has de pagar por tener un drone ligero (1/2 Kg).
Como suelen decir, vale más una imagen que mil palabras, os dejo el enlace a mi canal de Youtube donde tengo subidos algunos vuelos que he realizado y que podrás comprobar cómo alguien inexperto consigue resultados muy decentes. He de advertir que hay una cierta edición para que las tomas tengan mayor sentido y un acompañamiento de banda sonora para enriquecer el resultado. https://www.youtube.com/user/inakicalvorivas
Una última cosa antes de daros mi veredicto. El software. Parrot tiene un software para automatizar los vuelos con una vinculación a Google Maps que es una delicia. Es verdad que es algo cara (7€ creo recordar) pero vale mucho la pena. Se llama FreeFlight.
Si bien es cierto que existen opciones más baratas, creo que si no quieres comprarte un nuevo drone una vez que pruebes una más barato, Bebop 2 es una muy buena opción. Te divertirás y siempre querrás volar y volar.