MACBOOK PRO (2012)

Dentro de los portátiles de Apple, éste es la gama alta. Las configuraciones posibles en este equipo de Apple son muy amplias.
Cuando tuve este equipo en mis manos sentí lo mismo que con cualquier objeto de Apple: “Qué bien hecho! Por Dios!”. Cuerpo unibody en aluminio, teclado muy cómodo y retroiluminado, con el maravilloso puerto Thunderbold (que hace las veces de “todo en uno”), touchpad multitactil muy generoso en tamaño y una pantalla con una resolución, contraste y brillo que avergüenza a la competencia. Como es habitual en Apple 😛

Quien compra un equipo como este sabe que va a tener un portátil para, como mínimo, 3-4 años. Las actualizaciones del sistema operativo ayudan además a sacarle más rendimiento si cabe.

La configuración del que yo probé era de un i7 de Intel, con 8 GB de RAM y 256 GB de disco SSD. UN verdadero “tiro”. Arranca en unos 5 segundo. Se pone en suspensión y se recupera en 2-3 segundos. Sé que esto es fruto del sistema operativo, pero ayuda mucho el hardware que lo sustenta.

Yo, que vengo del Macbook Air, no me acostumbré al peso y a la dimensión. Pensad que el Macbook Air que uso es de 11″ y de menos de 1 Kg de peso. Por pequeño que sea (y es) este equipo, siempre parece voluminoso y pesado en comparación al Air. Es el único pero que se le puede encontrar.

Eso sí, la fuerza “bruta” del Macbook no tiene tampoco comparación con el Air. Lo supera con creces. Si  necesitas trabajar en multitarea o con gráficos potentes, el Air no dará la talla. El Pro, sin duda.

Como “fanboy” de Apple, solo tengo buenas palabras para este equipo, aunque no lo recomendaría si el uso del Mac va a ser de un uso medio (ofimático, comercial, administrativo)

Más información: http://www.apple.com/es/macbook-pro/

DELL POWEREDGE M6X0

Un producto de perfil profesional. Al fin y al cabo se trata de opinar de cosas que han pasado por mis manos aunque no sean o hayan sido de mi propiedad 😉
En mi mundo, el mundo de los ISP’s (Internet Services Provider), tenemos a nuestro alcance una cantidad elevada de “cosas” a opinar.
En esta entrada tratamos, más que un producto, una gama de productos de servidores de Dell. La seria M de Dell. Esta serie representa los servidores en formato chasis, es decir, que van insertados dentro de un chasis Blade. Es una configuración en vertical (al contrario que pasa con las serie R que se montan en rack en posición horizontal).
Esta gama de servidores se caracteriza por la densidad de su configuración. Hace no mucho tiempo parecía impensable que en un espacio tan reducido pudieras contar con concentraciones tan elevadas de procesadores, ram y discos.
Por nuestras manos han pasado 3 generación de M6X0. Los M600, los M610 y los M620. Todos con el mismo formato y compatibles con el mismo chasis de Dell M1000e, pero en cada generación han sabido modernizar los tipos de CPU, de ram, disco, chipsets, raids….
El mundo ha cambiado. Internet ha conseguido que muchos conceptos nuevos se asimilen con familiares y la virtualización y los concepto de nube/cloud son cada vez más aceptados por todos. En este mundo de optimización de gastos y de infraestructura, los Dell M6X0 han sabido adecuarse a las necesidades de las empresas donde sobretodo, el espacio y el consumo eléctrico se han convertido en imperativo de ahorro de costes.
La concentración y/o densificación de infraestructura es vital para poder “poner más” en menos espacio y consumir menos con mayor potencial de oferta.
La densificación de los M6X0 y la optimización en el espacio y el consumo son los valores más destacables de estos equipos de Dell.

Si debes sustituir tus servidores en formato rack (U’s horizontales) por sistemas en chasis, la compra es más que recoendable. Las comparativas de eficiencia energética de marcas como Dell, HP, IBM o, incluso, Cisco dan a Dell como una oferta muy interesante.

DELL CHASIS M1000E

Trabajo en un ISP. Gestionamos infraestructura en diferentes CPD’s (centros de datos). Sabemos que en un centro de datos, los conceptos más importantes a vigilar son:

  • Temperatura
  • Consumo eléctrico
  • Espacio ocupado
  • Cableado óptimo

Y son importantes porque todo redunda al final en el precio que debes pagar por su uso. Podríais pensar que la temperatura y el cableado no son tan importantes en el precio final pero sí lo son. La temperatura elevada incide en un consumo eléctrico más elevado y una mayor factura por potencia consumida. El cableado óptimo puede afectar al precio por los equipos de red necesarios para conectarlos y siempre de forma redundada. Sin hablar de la gestión y las futuras incidencias.

En resumen, es importante sabes aligerar el consumo eléctrico y el espacio ocupado. Y para eso, una gran empresa como Dell (junto a otros fabricantes) pensó en cambiar la forma en que los servidores se enrackaban en los racks. Hasta hace bien poco, todos los servidores se metían en los racks en horizontal y ocupando espacios que eran múltiplos de una unidad conocida como “U”. Una “U” es una altura de 1’75” (que equivale a casi 45mm). Los armarios suelen tener una medida de 42 U’s lo que significa que solo puedes poner un máximo de 42 servidores de una U de altura. Dell (junto a otros fabricantes) comenzó a diseñar lo que ahora se conoce como Chasis Blades. Los chasis blades son “cajas” que ocupan 10 U’s de altura pero son capaces de albergar equipamiento que antes podía ocupar cerca de 20 U’s (entre servidores y electrónica de red).

El M1000e es un chasis de Dell que ha tiene una larga vida. Lleva mucho tiempo con nosotros y parece que va a durar también bastante. A diferencia de otros fabricantes que han ido cambiando el diseño y no respetando la retrocompatibilidad con servidores más antiguos, Dell soporta siempre todos los servidores que ha ido sacando en modalidad blade. Es una cosa muy positiva cuando conviven modelos de servidores blades de diferentes épocas.

No os hablaré de especificaciones técnicas, pero os daré solo un dato que refleja perfectamente por qué hemos cambiado a este tip ode tecnología:

– Hemos ahorrado un 30% de espacio ocupado en rack
– Hemos ahorrado cerca de un 40% de consumo eléctrico

Son dos suficientes ventajas como para llevar a cabo una inversión, que no es poca, durante los últimos 3 años de la empresa donde trabajo.

Para entornos profesionales, sistema IMPRESCINDIBLE.