JAWBONE UP

Uno más de los gadgets que están saliendo relacionados con la salud o lo más conocido como “estilos de vida”. Vamos, un sistema para monitorizar tu actividad.

Es una pulsera que va registrando básicamente dos cosas: tus pasos (función de podómetro) y horas de sueño (con intensidad del mismo).

Es de caucho. Está disponible en varios colores (yo elegí azul) y en varios tamaños (mediano). No es muy incómoda de llevar aunque hace falta un pequeño periodo de adaptación.

Su funcionamiento es muy básico. Cargas la batería, que dura aproximadamente 10 días, y te la pones. Cada 2 días la conectas bien a un smartphone (Android o iOS) o bien a un PC o Mac. Cuando lo conectas carga los datos registrados y te ofrece un visión estéticamente muy conseguida de lo que has dormido y caminado. Se puedes establecer retos o metas y puedes controlar cuándo has tenido uno de esos días “perros”.

Jawbone Up tiene una versión inalámbrica que se conecta por Bluetooth 4.0 y que transmite a tiempo real los datos a un smartphone. Es una funcionalidad buena, pero por contrapartida, consume más batería y tienes que cargarla más a menudo.

Existen multitud de opciones actualmente que pueden hacer lo mismo. Incluso Apps para Android o iOS que aprovechan sus chips que controlan ya los pasos. Lo que me hizo decidir por Jawbone fue que funcionaba en cualquier sistema y que no tenía porqué conectarse por Bluetooth cosa que alargaría la vida de la batería.

Es un poco innecesario este tipo de gadgets, pero me llamaba la curiosidad saber qué tipo de actividad y de descanso hago. No creo que me haga variar mi comportamiento, pero si entender qué hago a lo largo de los días y semanas.

GOOGLE DRIVE

Otro servicio más en la nube? Pues no! No es uno más. Y no lo es porque detrás está Google. Eso hace que no sea “uno más” sino uno de los importante.

En este mismo blog ya hemos tratado algún servicio de almacenamiento en la nube (Dropbox). Ahora no vamos a hablar de la utilidad que creo que tienen. A estas alturas, deberían estar fuera de toda duda. No digo que esté mayoritariamente implementado (que lo está pero de forma inconsciente), pero es un concepto que poco a poco va calando entre los usuarios de informática-internet. El hecho de no tener los datos en tu casa supone mayores ventajas que desventajas.

Lo quieras o no, el servicio de almacenaje ha venido para quedarse y pasar a ser algo fundamental en nuestro uso. Sistemas hay muchos: Dropbox, Box, Sugarsync, Skydrive, Owncloud (tu propia storage en Cloud) y, cómo no, Google Drive.

La ventaja de Google Drive consiste en que si tienes una cuenta de Gmail (ahora no me digas que no tienes una! Es del todo imposible! :P), ya tienes una unidad de Google Drive en la nube. Y un espacio para Picassa. Y una cuenta de Google Plus. Y…. Google está metiéndote en todos y cada uno de los productos que va sacando. Su masa crítica de usuarios es su mayor valor, ¿cómo no usarlo para lanzar sus productos?

La ventaja, al final, de usar un producto de Google es saber que tendrás a muchos usuarios que lo utilicen y que será multiplataforma. Y en este caso no puede ser de otra forma. Ya trabajes en Android, iOS, MacOS, Windows para cada uno de ellos también tienes un cliente para Google Drive. Esto te permite tener centralizado tus contenidos, sean del perfil que sea. Tanto particular (docs, multimedia) como profesional (docs) los tendrás siempre centralizados en la nube. Para lo bueno (un solo disco duro para todo y accesible desde cualquier punto) y para lo malo (un hacker podría entrar más fácilmente que si lo tienes en un disco duro USB en tu casa).

Como en el resto de opciones del mercado Google Drive ofrece un escalado de precios para aumentar la capacidad gratuita (que son unos 15 GB). Los precios no son caros comparativamente hablando, ni baratos. Están en la linea.

Tiene un pequeño defecto desde mi punto de vista y es que no tiene una función tan deseada para mí que es el autoupload de fotos desde el terminal que la realices. Es cierto que si tienes una cuenta configurada de Google Plus su cliente ya lo hace, pero creo que no debería ser necesario tener dos clientes (con sus dos logins) para hacer lo mismo que Dropbox (pro ejemplo) con un solo cliente.

Como gran ventaja, la integración con cualquiera de los productos de Google (solo faltaría!).

Si debo elegir, me quedo con Dropbox. Si tengo libertad, me quedo con los dos 🙂

GOOGLE MAPS

Si conduces, necesitas GPS. No digo que sea ineludible, no. Seguramente con la guía Michelin impresa podrías apañarte, sin duda lo hemos hecho en una “vida anterior”. Pero si conduces hoy, o bien tienes un navegador GPS (ya sea incluido en el propio coche, ya sea en un aparato externo) o bien tienes un móvil con un software GPS integrado.

En mi caso disfruto de dos tipos de “gadgets” para navegar, el navegador integrado en el vehículo y un smartphone con software de navegación. En el primero de los casos, la integración con el resto de la electrónica del coche es una cosa muy buena puesto que si, por ejemplo, tienes música puesta y el navegador debe darte una indicación, el volumen de la música baja de forma automática. Es algo funcional y práctico. Hay algunos aparatos navegadores y software que ahora también pueden hacer esto, pero si está integrado, cuando arrancas el coche funciona y listo.

A cambio de esta integración, la parte mala de los navegadores integrados es sus actualizaciones de mapas. Al no tener persé conexión a Internet, no se actualizan hasta que no los llevas a alguna revisión oficial.

Los smartphones tienen esta ventaja. Las actualizaciones se podría decir que se hacen a tiempo real. Mientras que haya conexión, se pueden descargar nuevos datos de mapas o nuevos datos de tráfico o cualquier tipo de incidencia.

En cuanto a softwares para navegar con el smartphone he probado varios: TomTom, Waze, Sygic y Google Maps. Cada uno tiene sus pro’s y sus contra’s. El mejor diseño, TomTom. El más social, Waze, el más barato con mapas de TomTom, Sygic pero el rey, desde mi punto de vista es Google Maps.

Y es que ser el rey de Internet ayuda a ser el rey en otros aspectos de la vida. También en la navegación. He de decir que ya había intentado navegar con Google Maps con anterioridad pero era todo como muy pobre: la indicaciones de voz parecía que las hacía la Duquesa de Alba, no se podía navegar offline (descargándote mapas), las indicaciones en los desvíos eran un poquito feotas y confusas.

Pero a cada actualización, han mejorado notablemente. En la última, las mejoras son muy buenas.

El motivo principal por el que defiendo esta herramienta se basa en dos motivos básicos:

– Es gratis.
– Siempre encuentra la dirección

Waze cumplía con la primera bondad de Google Maps, pero no con la segunda. El resto no cumplía con la primera y, a veces, tampoco con la segunda. Me ha pasado que me encuentro perdido porque el GPS del coche no lo tiene muy claro, o Sygic y entonces recurre a Google Maps que me ayuda a llegar a mi destino sin problema.

Ahora ya solo utilizo Google Maps. No les doy una oportunidad al resto. Me han demostrado que no vale la pena.

La gran noticia es que Google ha comprado Waze y eso mejorará el componente social de un navegador con una mayor interactividad entre usuarios: podremos comunicar casi en tiempo real, accidentes, retenciones, alternativas, radares… Y todo, con las bondades de los mejores mapas a día de hoy: Google Maps.

Muy recomendable.

EVERNOTE

Por mi trabajo, necesito poder registrar lo que ocurre en las reuniones para después pasar a todos un acta de lo que hemos comentado
Para hacer este tipo de tarea suelo llevar un iPad con teclado Logitech y estuve buscando hace un tiempo un software que me permitiera una edición ágil y rápida con un iPad y un teclado. Acabé trabajando con Notability. Una aplicación en exclusiva para iOS que hacía todo lo que quería. Además, tenía integración con Dropbox y puedes subir a la carpeta que tú decidas y en PDF copias de todas las notas que vayas tomando.

Realmente Notability cumple su función. Cuando busqué entre diferentes aplicaciones ya existía Evernote. Pero estaba un poco en pañales y no estaba tan presente en tantas plataformas diferentes.

Ahora, la cosa ha cambiado. Ahora, todo el mundo quiere tener Evernote entre su oferta de aplicaciones para cualquier sistema operativo ya sea de sobremesa o de movilidad. En la tecnología que me rodea en mi día a día, utilizo iOS, MacOS, Windows, Blackberry y Android. En todas las plataformas existe la versión de Evernote por lo que la sincronización es algo que es fundamental para mí.

Evernote es una aplicación multiplataforma para tomar notas y que queden reflejadas en cualquiera de los dispositivos que tengas. No aporta muchos más valores que lo destaquen de la competencia. Existen ciertas funcionalidades que sí que ofrece, pero que o le diferencia de su competencia. Entre las funciones que pueden servir de ayuda y que Evernote también cumple.
Creación de carpetas
Posibilidad de compartir carpetas completas o notas simples (por e-mail)
Posibilidad de postear en Facebook, Twitter o Linkedin una nota directamente
Edición muy completa de los textos con inclusión de ntoas de voz e imágines
Geolocalización de la nota
Alertas de notas para continuar después
integración con Skitch

Para qué utilizo ahora Evernote? Pues para casi todo lo que necesita ser escrito y no quiero utiizar papel (es decir, siempre)

Recordatorios
Listas de compras
Entradas en blog (esta entrada está siendo redactada en Evernote)
Ideas locas a comentar

Se ha vuelto imprescindible para mi vida. La recomiendo absolutamente. Para cualquier sistema.

APPLE PHOTO STREAMING

Como iTunes Match, Foto Streaming es un servicio de Apple que permite que todas las personas que usen cualquier gadget Apple y que estén usándolo bajo un mismo Apple ID, pueden ver de forma simultánea todas las fotos y vídeos que cualquiera de ellos haga.
Y hago una foto o un video y, solo si estoy conectado a WIFi o bien si antes he admitido usar 3G, mi mujer lo ve de forma automática si accede a su carpeta Fotos Streaming de su iPhone. Pero si yo miro iPhoto en mi Macbook Air, también está. O si miro el iPad.
Si cualquiera de los dos, en cualquiera de los gadgets edita la foto, también podremos ver la edición.
Qué es en resumen? Pues la fuerza de los servicios en la nube de Apple o iCloud.
Bien es cierto que por defecto tienes un espacio de 5 GB gratuitos pero que puedes ampliar pagando un precio bastante pequeño.
En la actualidad existen multitud de servicios que hacen lo mismo e, incluso, sin tener que ser todo Apple (ejemplo Dropbox), pero algo que funciona bien sin tener que configurarlo, siempre está bien. Es Apple, qué se podía esperar no?

APPLE TV

Es la apuesta de Apple para luchar con todas aquellas tecnologías que intentan llevar contenidos al salón sin tener que llevar un portátil/ordenador o similar.

Es la moda, contenidos en la televisión. Existen opciones a patadas y ninguna de ellas asentada en el mercado como referencia. Está la tecnología Smart TV que le da cierta inteligencia a los televisores pero que tiene una interfaz lenta y muy poco usable con mando a distancia. Luego están los “Box”. Un concepto que se basa en meter en una caja todo lo que supuestamente se necesita y con un simple cable HDMI mostrar todo en una tele. “Lo que necesita” significa, un procesador, una GPU, memoria RAM, almacenamiento (apoyado siempre en la nube, como no!) y un mando a distancia para controlarlo. Dentro, existen también multitud de software que se pueden ejecutar tipo XBMC, o Google TV o algún otro que hay. Apple ha querido luchar en este sector, en el de las “cajas” con todo dentro.

Y cómo lo ha hecho? Pues imitando al resto y poniendo dentro de una caja todo lo que necesitas para mostrarte el contenido en el televisor. Cuál es la diferencia? En este caso, diferencias pocas. Al menos en la concepción. La ventaja que puede tener Apple TV con el resto de competidores (que están a la altura y no por detrás, recordemos) es que se beneficia de que con un solo usuario Apple ID tienes acceso a todo el contenido que está siendo albergado por Apple en su nube. Fotos, músicas y películas que hayas comprado en cualquier dispositivos de Apple, también lo tienes en Apple TV. De nuevo, el ecosistema Apple gana por haber llegado antes. También en este sector.

Como ventaja añadida, también en exclusiva para usuarios Apple, cuenta con Airplay lo que permite emitir cualquier contenido que tengas en cualquier dispositivos Apple hacia el Apple TV. Cómodo lo es un rato. Eso sí, has de ser fanboy de Apple para sacar partido a todo su ecosistema. No me imagina cómo puede aglutinar servicios si tienes Apple TV, un Android como teléfono y una tablet Windows 8. Imposible. Y al contrario, ni Android ni Windows tienen ni de cerca un ecosistema como Apple.

Digamos que sabe jugar bien sus cartas.

Sobre si recomendaría este aparato, diría que solo al que tenga un entorno básicamente Apple. Si no, tendríais que ir a otra de las opciones que hay. Investigad un poco y encontraréis varias opciones.

Si soy Applenianos, sin duda, recomendado 😉

iTUNES MATCH

Es un servicio de “guardado” y compartición. Es una idea de Apple para captar a usuarios de servicios tipo Google Music o Spotify.

Consiste en que se guarda en iCloud toda la música que hayas comprado a través de su App Store así como la que hayas añadido “manualmente”. No importa de dónde hayas sacado dicha música, solo con importarla a tu biblioteca de iTunes, ya es legal y te guarda una copia en iCloud en la calidad más alta que Apple tenga en sus librerías (y no la calidad con la que tú has importado)

Qué ventajas creo que tiene este servicio? Muchas aunque una básicamente. Si con la misma cuenta de Apple ID utilizan varias personas de tu familia, varios dispositivos de Apple, en todos y cada uno de ellos tienes disponible toda esa música. No importa quién la ha subido, también la puedes disfrutar. Online y Offline.

Con este servicio, “legalizas” todos tus archivos de música.

El coste de este servicio es, creo, ridículo. Tan solo 25€ al año.

Altamente recomendable si eres usuarios de Apple. Sino, pues no 😉

DROPBOX

Imprescindible. Es un servicio que eleva al máximo exponente el concepto CLOUD o NUBE. He de decir que me vi obligado a usar Dropbox cuando mi apreciado servicio iDisk fue eliminado y sustituido por algo como iCloud.

En mi búsqueda desesperada por un servicio parecido a iDisk, me crucé con Box, Sugarsync y Dropbox. Después de probarlos durante un tiempo, me decidí por Dropbox. Por qué?

– Aunque distaba mucho de iDisk, era el que más se le acercaba.

– Era multiplataforma real desde el principio (escritorio y movilidad)

– Sistema de búsqueda de fichero ágil y muy práctica

En los inicios de utilizarlo, no me acababa de acostumbrar. Siempre le encontraba “peros” comparándolo con iDisk. Pero con el tiempo, el equipo ha ido haciendo un gran trabajo. Han ido incorporando nuevas funcionalidades y mejorando el rendimiento del servicio. Una de las cosas que más me atrajo cuando lo incorporaron era la carga automática de fotos. Fuera cual fuera el dispositivo que hiciera la foto, al conectarse a una wifi, de forma automática, Dropbox subía las fotos a una carpeta específica en la nube desde donde se podrían juntar y consultar por todos aquellos que tu quisieras (permitieras). Una gran funcionalidad imitada después por los que le van a la zaga (Box básicamente)

Otra cosa buena que tiene es que la compartición de carpetas y/o ficheros es muy segura. Falta añadirle la caducidad a la compartición, pero creo que ya andan detrás de esta funcionalidad.

Comento una cosa como graciosa. En su política de precios, hay algo que no me acaba de cuadrar. os propongo un juego, a ver si adivináis en qué está mal el tema de los precios:

https://www.dropbox.com/upgrade

Dropbox para plataformas de escritorio está muy bien. Crea una carpeta cho acceso directos y todo lo que pongas ahí, quedará automáticamente sincronizado con la nube. Cualquiera que vincule su ordenador o smartphone o tablet con la misma cuenta de Dropbox, estará capacitado para borrar, crear y modificar cualquier fichero y todos tendrán su reflejo en sus equipos. Está muy bien.

Servicios de toda índole que hacen uso de la nube para funcionar siempre tienen en cuenta a Dropbox como lugar donde probablemente tienes contenido. Me refiero, por poner algún ejemplo, a servicios de streaming de vídeos o de música que siempre te piden de vincular ficheros multimedia que puedas tener en Dropbox para que puedas reproducirlos en streaming desde la nube. Está bien pensado y bien resuelto.

MUY recomendable. Diría imprescindible 😉

iCLOUD

Servicio que sustituyó a iDisk pero que lo hizo con un aparente mal propósito. Apple decidió sustituir iDisk con iCloud. El servicio parecía que iba a ser igual, pero no. Estaba a años luz. O más!

¿Por qué era tan malo en comparación con iDisk? Varios motivos. Solo los más importantes:

– Apple decidió que este servicio SOLO serviría para sus archivos de iWork’s. Una encerrona para todos los que solemos trabajar bien con Office, bien con Google Docs. Estos archivos, quedarían fuera de la sincronización. Mal. De hecho, ningún otro tipo de archivo se tendría en cuenta. Raro, raro. Supongo que es una de esas rabietas de Apple para fastidiar a su competencia.

– No es nada fácil compartir un archivos. Menos aún si no eres usuario de un producto de Apple

– Perdió la capacidad de compartir con fecha de caducidad

– Perdió la capacidad de compartir con password

Estos motivos relacionados anteriormente eran motivos importantes. Era como que Apple nos había dado unas funcionalidades muy potentes y de golpe y por capricho, nos las quitaba. Mal.

Actualmente NO uso iCloud. Y no lo uso porque en la época del cambio, me decanté por Dropbox. Un servicio que era el que más se aproximaba a mi tan anhelado iDisk.

Bueno, eso de que no lo uso, no es del todo cierto. iCloud es el centro de unión entre iOS y MacOS y gracias a él podemos tener Fotos en Streaming. Una forma de tener las fotos de un grupo (mi familia en este caso) siempre sincronizadas, las haga quien las haga y con el dispositivo que las hagas. También sirve para guardar backups de configuración de equipos iOS. Se guardan en la nube de Apple. Estas dos funcionalidades son las únicas ventajas que le veo a un servicio com iCloud.

Si necesitáis un servicio de almacenamiento en la nube, pensad en Dropbox.

iDISK

Éste es el nombre del servicio predecesor al iCloud actual de Apple. iDisk fue el primer servicio de storage en el CLOUD o NUBE. Al menos desde mi punto de vista. Bien es cierto que de servicios había varios que empezaban a sonar (Sugarsync, Box, Dropbox…) pero todos muy verdes en comparación a iDisk. El único problema de iDisk es que era monoplataforma. Donde de verdad se le sacaba jugo era en entornos Apple (iOS-OSX) puesto que la sincronización de los equipos de escritorio y portátiles con los terminales de movilidad (iPhone e iPad) era muy buena.

No sé por qué extraña razón, Apple decidió cambiarlo por iCloud en Junio del 2011. iCloud (comentado en otra entrada) tenía y tiene muchas carencias en la actualidad y no dispone de la mayor parte de las ventajas que iDisk ofrecía.

Ventajas de iDisk:

– Sincronización automática de aquellas carpetas que tú decidieras

– Sincronización bidireccional y simétrica.

– Posibilidad de compartir archivos y/o carpetas

– Posibilidad de compartir con fecha de caducidad

– Posibilidad de compartir con password

iDisk tenía una pequeña aplicación tanto para Mac como para Microsoft que añadía una carpeta en el explorador de ficheros (o Finder) y hacía que interactuar con carpetas locales fuera muy sencillo.

Había un espacio mínimo que Apple ofrecía de forma gratuita y luego lo podías ampliar con cuotas que no eran muy caras.

Es un servicio que cuando desapareció, me supo muy mal y tuve que buscar una alternativa que estuviera a la altura. No la encontré. Por eso me tuve que conformar con Dropbox. No está mal pero aún le faltan cosas para estar a la altura de iDisk. De iCloud ya, ni comentarios quiero hacer más de los explicados en su entrada de este Blog.