RUNTASTIC

Una nueva aplicación de fitness de entre las muchas existentes. En este caso Runtastic es una aplicación multiplataforma real. Y lo es porque está en todas las versiones de sistemas operativos existentes en la actualidad (mayoritarios): iOS, Android, Blackberry y Winpho. De hecho, fue esta razón la que me hizo probarlo en sustitución de mi tan usado Runkeeper.

Runtastic no aporta nada nuevo ni diferente a la multitud de opciones que hay. Para mí, su diferencial viene en que no depende del dispositivo que usas para poder utilizarlo.

Sus funciones son las mismas que todas:

– Registra todas tus actividades
– Te hace estadísticas de tu histórico
– Publica sobre redes sociales conectadas
– Te permite gestionar la música de forma embebida (solo en iOS)

Y una cosa que añade y me ha gustado mucho (aunque acaba matándote) es que tiene un modo “fantasma” que consiste en competir contra tí mismo en algún otra sesión de entrenamiento anterior. Y digo que te acaba matando porque si tienes ánimo de superación, pero no estás tan en forma como te crees, acabas pagando el esfuerzo. Pero buen, ahí está por si la quieres usar.

El entorno web es un fiel reflejo de cada una de sus apps para cada sistema operativo de smartphone. Es el centro neurálgico de todos tus gadgets pues unifica todas las sesiones y de ahí saca tus estadísticas.

Actualmente, la versión Pro es gratis. No es casualidad. Y no lo es porque han sacado una nueva versión que hace “noséquémás” que no creo que un usuario normal pueda necesitar.

Diseño claro, hace lo que tiene que hacer y ahora gratis, mejor!

No sabría si recomendar Runtastic sobre Runkeeper. Ambos están bien, pero como multiplataforma Runtastic tiene una ligera ventaja sobre Runkeeper.

EVERNOTE

Por mi trabajo, necesito poder registrar lo que ocurre en las reuniones para después pasar a todos un acta de lo que hemos comentado
Para hacer este tipo de tarea suelo llevar un iPad con teclado Logitech y estuve buscando hace un tiempo un software que me permitiera una edición ágil y rápida con un iPad y un teclado. Acabé trabajando con Notability. Una aplicación en exclusiva para iOS que hacía todo lo que quería. Además, tenía integración con Dropbox y puedes subir a la carpeta que tú decidas y en PDF copias de todas las notas que vayas tomando.

Realmente Notability cumple su función. Cuando busqué entre diferentes aplicaciones ya existía Evernote. Pero estaba un poco en pañales y no estaba tan presente en tantas plataformas diferentes.

Ahora, la cosa ha cambiado. Ahora, todo el mundo quiere tener Evernote entre su oferta de aplicaciones para cualquier sistema operativo ya sea de sobremesa o de movilidad. En la tecnología que me rodea en mi día a día, utilizo iOS, MacOS, Windows, Blackberry y Android. En todas las plataformas existe la versión de Evernote por lo que la sincronización es algo que es fundamental para mí.

Evernote es una aplicación multiplataforma para tomar notas y que queden reflejadas en cualquiera de los dispositivos que tengas. No aporta muchos más valores que lo destaquen de la competencia. Existen ciertas funcionalidades que sí que ofrece, pero que o le diferencia de su competencia. Entre las funciones que pueden servir de ayuda y que Evernote también cumple.
Creación de carpetas
Posibilidad de compartir carpetas completas o notas simples (por e-mail)
Posibilidad de postear en Facebook, Twitter o Linkedin una nota directamente
Edición muy completa de los textos con inclusión de ntoas de voz e imágines
Geolocalización de la nota
Alertas de notas para continuar después
integración con Skitch

Para qué utilizo ahora Evernote? Pues para casi todo lo que necesita ser escrito y no quiero utiizar papel (es decir, siempre)

Recordatorios
Listas de compras
Entradas en blog (esta entrada está siendo redactada en Evernote)
Ideas locas a comentar

Se ha vuelto imprescindible para mi vida. La recomiendo absolutamente. Para cualquier sistema.

BLACKBERRY Q10

Habiendo tenido el Z10, qué me hace ir a buscar el Q10?

Comentar que el Z10 lo devolví. Y lo devolví porque creo que era un teléfono que me iba a cansar. Me sorprendió mucho el terminal con el nuevo BB10. Sí, todo bien, pero al final, qué diferencia a un Z10 de cualquier otro terminal táctil de más de 4 pulgadas? Nada, el sistema operativo.

Sin embargo, el Q10 viene con dos ventajas que son muy importantes:

– Tiene teclado físico qwerty, algo que anhela cualquier antiguo usuario de Blackberry

– Tiene una batería de 2100 ma lo que, combinado con una pantalla más pequeña que el Z10, prometía mucha duración.

Y sí, se cumplieron las expectativas. El terminal dura como mínimo 2 días completos de uso intensivo sin problemas y el teclado físico no da margen a la equivocación de los dedos sobre una capacitativa.

Pero no todo es bueno, la verdad es que haber estado tantos años con terminales con pantallas que como muy mínimo tenían 3’5-4 pulgadas, ahora me falta pantalla. Y sé que es una cuestión de acostumbrarse. Lo sé, pero la hecho de menos. Y tiene un problema añadido, el hecho de la resolución de pantalla más pequeña, hace que algunas aplicaciones Android que se pueden cargar por “side-load”, no funcionan porque no se adaptan a una resolución tan pequeña (720×720). Dos aplicaciones que me son fundamentales y que no funcionan bien: Fonyou y Instagram.

A plena luz del día, la pantalla saca a relucir todo el potencial de una pantalla Oled. Y se nota. No se ve perfecto (quien diga que sí de cualquier terminal, miente), pero es de los mejores que he visto.

El teclado es bueno. Tanto, pero no mejor porque no se podía mejorar, que los antiguos que había probado. En la última BB que tuve (9970) la tecla “o” fallaba y me daba una rabia enorme. En este, funciona todo bien, vamos, normal que es lo que tiene que ser.

El terminal es ligeramente pesado pero yo lo agradezco. Es un peso que no molesta pero que te ayuda a “recordar” donde lo tienes. La parte trasera es de un material antideslizante (ahora le llaman “gomoso”) que ayuda a tener una sensación de agarre muy buena.

La ranura de carga, de nuevo como en el Z10, está en un lateral con lo que no puedes echar mano de un cargador tipo “cuna” o “dock”. O bien, lo tienes que tumbar. Por cierto, que lo de tumbar es algo gracioso porque en el Q10 lo han resuelto muy bien: lo han quitado. La pantalla no rota cuando giras el terminal. Resulta que algún ingeniero ha debido pensar que teniendo la misma resolución de un lado que del otro, quien lo iba a necesitar?!?! Pues yo al ponerlo en una cuna de lado para dejarlo cargando 😛

Tiene ranura para tarjeta microSD. Sería casi perfecto si el software BB10 permitiera elegir la tarjeta que le has puesto para que lo meta todo allí. Sí, algunas puedes, pero las sincronización con Dorpbox no 🙁 Una verdadera pena. Igual que el tema de no poder hacer un autoupload de las fotos que has hecho (que se puede porque la herramienta BOX que también viene de serie con el OS BB10 lo hace).

IMPORTANTE: El led de notificación. Es algo que siempre me ha gustado para saber si tengo cosas pendientes que leer. Luego a veces me da rabia cuando estoy sentado en el sofa y el led parece que “me llame” para ir a verlo, pero en el día a día, me parece bien. Además, como tiene un sistema de desactivación de notificaciones… pues listo.

Tienen muy bien resuelto lo del Copiar y Pegar. Algo que parece obvio pero que en otros casos cuesta bastante (pienso en Winphone 8)

No tienen bien resuelto el tema de personalizar las notificaciones. Vienen pocas de fábrica y si quieres ir metiendo es algo lento. Mejorable pero no es un problema del terminal sino del SO.

La cámara es muy decente. El otro día grabé una actuación de 30 minutos y acabó pesando el archivo casi 2 GB. Eso sí, la batería no se murió en el intento como le hubiera pasado al iPhone5 o a cualquier Android. Y tampoco hubieran aguantado esos 2 GB de peso en una sola toma. A cambio, y eso se nota que no es un teléfono para teenagers, no tiene un perfil de uso muy 2.0. Lo que hace, lo hace de maravilla.

Terminal MUY recomendable para profesionales que, sin llevar un cargador encima y que lo usen mucho, mucho y mucho, quieran un terminal que dure un día entero sin problemas.

Para la gente que esté acostumbrada a los teclados qwerty físicos, es recomendable.

Para la gente qu esté acostumbrada a los teclados en pantallas táctiles, notarán que hay que hacer fuerza para escribir. Vuestros dedos se habrán olvidado como me ha pasado a mí. Eso sí, en cuanto le pillas el truco de las combinaciones de teclas (para símbolos, mayúsculas o funciones varias), no hay velocidad comparable.

Muy recomendable para trabajo.

Menos para el ocio.

Si quieres duración de batería sin tener que ir con un ladrillo encima, este es el mejor.

BLACKBERRY Z10

GUAU!!!!!! De verdad! GUAUUUUU! Estoy muy, pero que muy sorprendido. No sé expresarlo con palabras que no suenen a exclamaciones, pero es lo que me gustaría transmitir de este terminal.

Por fin algo diferente. Y tenía la impresión que ya no pasaría eso de encontrar algo diferente. Y la tenía porque cuando cientos de millones de usuarios se acostumbran a Android+iOS, las cosas ya son muy difíciles de cambiar. Bien es cierto que salen cosas nuevas (FirefoxOS, Meego, Asha…) que no aportan nada y que alguno (Ubuntu) ofrece un cambio de funcionamiento. Pero Blackberry, más que un cambio radical del aspecto (look&feel) del sistema, lo que ha hecho diferente es la forma de interactuar con el sistema. Algunas cosas ya las hemos comentado en la entrada Blackberry 10, pero cuando tocas el Z10 y ves cómo responde a tus dedos, con los gestos (incluso multitáctil con la pantalla apagada), con el teclado virtual.. De verdad, es diferente.

Con temas que resolver? Sí, cierto, pero con un potencial muy grande.

El terminal se siente ligero (pero no compite por ser el peso pluma), de plástico, pero bonito. Con ranura para MicroSD (debería ser obligado en todos los terminales), batería extraíble, sin botones en el frontal (cosa que ya sabéis que me gusta exceptuando el Samsung Ativ S). Tiene dos ranuras en el lateral izquierdo. Eso no me gusta. Es un nido de futura suciedad. Una ranura es el microusb para cargarlo y la otra es una salida miniHDMI. No me gusta que el microusb de carga no esté debajo. Esto impide que lo puedas poner en un dock de carga. Fallo de diseño, sin duda. La otra salida, me hubiera importado poco que hubiera desaparecido. Al fin y al cabo muchos terminales tiene en su conector microusb, sirve con un cable MHL para sacar señal a HDMI. Pero bueno, algún motivo tendrán.

Desbloquear el Z10 es muy bonito porque desde apagado, no hace falta tocar ningún botón. Solo hace falta arrastrar el dedo desde el borde inferior hacia arriba y ya está. En ese caso verás las notificaciones del Hub.

La pantalla de ve muy bien incluso en condiciones de mucha luminosidad. No da sensaciones de tener lags en el funcionamiento cuando lo tocas.

Quitar y poner la batería es muy fácil y no da la sensación de que la tapa trasera se vaya a partir como pasa en los Galaxy S2 y S3. Un gran qué que la batería sea intercambiable.

Sobre el funcionamiento, ya he comentado bastantes cosas en la entrada que habla sobre el sistema operativo BB10. Tiene fallos, faltan aplicaciones pero las actualizaciones de software son bastante frecuentes y cargando aplicaciones Android con lo que llaman “side-load” es fácil conseguir las “imprescindibles”: Instagram, Gmaps, Navigation, Fonyou… Las únicas que no funcionan en modo emulador de Android son las que hacen uso del GPS o que se dedican a hacer tracking o logging de movimiento (tipo Runkeeper, Runstar, Runtastic…)

Creo que es un terminal que se la jugaba mucho. Las referencias en el mercado están a la vuelta de la esquina, cualquier cosa que le ves siempre le encuentras parecido a algún terminal que ya existe. Dificil a estas alturas descubrir la rueda. Todos copian y mejoran. Es una ley del mercado.

Terminal altamente recomendable si no acaban de convercerte Android, iOS o Winphone. Si tienes que entrar en el mundo en el mundo de los smartphones te mueves en un perfil que no tira mucho de redes sociales y contar con una batería decente, este es el terminal. Sin duda.

BLACKBERRY OS10

El nuevo sistema operativo de la antigua RIM (ahora ya definitivamente Blackberry para todo: hardware y software). Se han tomado su tiempo. Mucho. De hecho, han saltado de la versión 7 a la 10 directamente. En vez de ir pasando año tras año de un sistema operativo a otro hasta el 10, han querido demostrar que querían hacer un quiebro definitivo en su camino y pensar bien pensado todos y cada uno de los aspectos de su flamante sistema operativo.

Y joder si lo han conseguido!

Cuando lo ves por primera vez dices “es Blackberry”. No sé muy bien cómo explicarlo, pero es así. La tipo de letra, los menús, las configuraciones…. todo huele a Blackberry. Pero también ves que las cosas son absolutamente diferentes. La experiencia de “lo táctil” es muy positiva. Y os lo dice una persona que jugó con la Bold 2. Lo más horrible en “tactilidad” que ha pasado por mis manos”. Este es el punto más importante por el que se nota que han querido pensar mucho el sistema operativo, la usabilidad.

Y en qué se basa sustancialmente esta percepción tan buena de la usabilidad? Pues en un sistema que se llama “Hub” y que aglutina todas las cuentas que se te ocurra tener en el terminal. Es como un gran centro de notificaciones para que puedas verlas todas. Una notificación para dominarlas a todas 😛

El funcionamiento es muy sencillo: Tú vas dando de alta cuentas (redes sociales, correo, Evernote, sms, whatsapp a partir la semana 11-15 de Marzo, llamadas, Dropbox…) y Hub te las va ordenando en un listado que te mostrará si, en alguna de ellas, tienes alguna notificación nueva. Simple, aglutinador y genial.

IMPORTANTE: Ya no hace falta que tengas contratado un plan BIS ni BES para configurar las cuentas de trabajo, ni de ningún tipo de correo. Gran avance. Eso de que Blackberry se pusiera “en medio” entre mi correo y mi destinatario nunca me había gustado (aunque debía aceptarlo :P)

Otro punto muy importante sobre la usabilidad es la forma de “tocar” la pantalla. Realmente es un cambio respecto a lo que habíamos visto hasta ahora en la experiencia táctil de otros sistemas/fabricantes, y por este motivo, te tienes que acostumbrar. Pero rápido, lo haces rápido, porque te gusta y es lógico ;). Blackberry ha llevado el concepto de “no botón” al extremo y, siendo mentira que no hay botones porque sí los hay, éstos podrían desparecer con un buen uso de la pantalla táctil. Un ejemplo, para desbloquear el terminal, solo tienes que arrastar el dedo desde el logotipo inferior de Blackberry del frontal hacia arriba. En ese momento o bien se desbloquea o bien te pide el código de acceso (si lo has activado, claro)

Existen 4 movimientos para dominar este nuevo sistema operativo. Los dos más importantes nacen en la parte inferior de la pantalla y en la parte superior. Si empiezas a deslizar el dedo desde abajo (fuera de la pantalla) hacia arriba, entras en el modo multitarea. Podrás ver las que tienes activas. Si deslizas el dedo desde arriba (fuera de la pantalla) hacia abajo, te aparecen todas las opciones de la aplicación/servicio en el que la pantalla esté focalizada. Y siempre es así. Los otros dos movimientos son derecha-izquierda e izquierda-derecha.

El diseño gráfico de iconos, no es lo mejor de este sistema, la verdad. Aquí la gente de Apple son los cracks. Ni siquiera Android les va a la zaga. Y Blackberry, tampoco. Se ve que han dedicado sus esfuerzos en la usabilidad más que perfeccionar el aspecto gráfico, que tampoco es que esté mal, tampoco es cuestión de defenestrarlo 😉

En los pocos días que llevo jugueteando con este sistema operativo, han aparecido algunos inconvenientes. No importantes, pero creo que son de fácil solución.

Antes de ponerme a criticar, pondré un gran punto positivo: La bateria de Blackberry ha vuelto a ser lo que era. Con 2 días de uso normal (el mío) la batería todavía está al 27% de capacidad. Algo que no había conseguido con ningún terminal desde que dejé Blackberry hace unos 4-5 años. Y sabéis lo que me gusta el concepto “duración de la batería” 😉

Otro punto antes de empezar a decir las cosas mejorables en usabilidad. El servicio de soporte técnico de Blackberry es ABSOLUTAMENTE penoso habiéndose transformado en una cuenta de Twitter @AyudaBlackBerry. Desde mi punto es algo VERGONZOSO. Compras un terminal caro, nuevo y libre y tienes algún problema y desde el primer día la respuesta es: “twittea a @AyudaBlackBerry”. Mal, muy mal.

Vamos con las cosas mejorables:

– Si quieres proteger el acceso al desbloqueo del terminal con un código de 4 dígitos, tendrás que teclearlos en las pequeñas teclas de la fila superior de un teclado qwerty que aparece completo. ¿No sería más simple poner una pantalla con los 10 dígitos del 0 al 9? En grande, digo.

– El Hub, como he comentado, es una MUY buena experiencia. Le veo un problema. Debería incorporar una opción de “Marcar todos como leído”. Es muy útil cuando aglutinas en el Hub muchas cuentas y de diferentes estilos. Una vez ves todo lo que hay, si no hay nada interesante poder marcarlo en dos movimientos máximos, todo como leído.

– BlackBerry 10 tiene un sistema nativo que se conecta con Dropbox. Está muy bien puesto que puedes seleccionar qué carpetas mantener sincronizadas en local. De esta forma, cada vez que algún fichero cambia o se crea, tienes la actualización de forma automática en tu terminal. Esto, que suena pero que muy bien, tiene dos problemas graves. Uno es que no puedes elegir el destino de la carpeta, es decir, va sobre la memoria del terminal y es imposible elegir la MicroSD. Es un problema. El segundo problema es que, una vez que decides qué carpetas mantendrás sincronizada, el sistema de sincronización se vuelve un tanto inestable. Consume mucha batería, no para de transferir datos… No sé, algún problema tiene.

– Fragmentación de software? Algo extraño ¿no? Que haya fragmentación en un fabricante que gestiona su hardware y su software. Pues sí, la hay. Un ejemplo. El 15 de Marzo salió Whatsapp como aplicación para instalar en Blackberry Wolrd. Pues no se puede instalar en muchos países. Y no se puede hacer porque, según el mensaje del propio Blackberry World, el dispositivo no es compatible. Navegando pro foros puedes ver la cantidad de versiones que corren por ahí en diferentes países. Mal, muy mal. Los usuarios están realmente mosqueados con este tema. Y creo que es para estarlo. Lees un titular que dice “la nueva actualización de Blackberry 10 mejora sensiblemente la duración de la batería” y tu cabeza piensa “joder! cuándo podré disfrutar de eso yo?”

Como idea general podríamos decir que todo está bien pero si quiere “proteger” tu ecosistema, faltan poner aplicaciones en el Blackberry World. Y hay que poner las chulas, las que la gente usa. No vale decir 70.000 aplicaciones en el lanzamiento pero que solo el 20-25% de las más usadas en cualquier plataforma, estén dentro de esas 100.000 aplicaciones.

Estoy absolutamente convencido que el terminal tenía que salir al mercado. Las fechas de lanzamiento están muy miradas. Hay que lanzar antes que la competencia o, al menos, en una fecha en que “otro” de los grandes no me pise el lanzamiento. Una vez sacado, ahora toca un trabajo inmenso para mejorar lo hecho. Escuchar a los usuarios y sus quejas y ponerse las pilas. Y creo de verdad lo conseguirán.

Intentaré informar de las evoluciones. La actualización a la 10.1 ha mejorado la inmensa mayoría de sus “problemillas”. Cada día hay más aplicaciones que se pueden cargar en sideload y eso es bueno porque se pueden importar de Android. Aunque solo para app preparadas para Android 2.3. La evolución de Blackberry OS10 10.2 parece que van a poder importar aplicaciones de Android 4.2. Eso es bueno.

De momento, no me atrevo a recomendar su uso o no. Quizás con la actualización a la 10.2 (con sus esperadas notificaciones) sí que lo recomiendo.

DROPBOX

Imprescindible. Es un servicio que eleva al máximo exponente el concepto CLOUD o NUBE. He de decir que me vi obligado a usar Dropbox cuando mi apreciado servicio iDisk fue eliminado y sustituido por algo como iCloud.

En mi búsqueda desesperada por un servicio parecido a iDisk, me crucé con Box, Sugarsync y Dropbox. Después de probarlos durante un tiempo, me decidí por Dropbox. Por qué?

– Aunque distaba mucho de iDisk, era el que más se le acercaba.

– Era multiplataforma real desde el principio (escritorio y movilidad)

– Sistema de búsqueda de fichero ágil y muy práctica

En los inicios de utilizarlo, no me acababa de acostumbrar. Siempre le encontraba “peros” comparándolo con iDisk. Pero con el tiempo, el equipo ha ido haciendo un gran trabajo. Han ido incorporando nuevas funcionalidades y mejorando el rendimiento del servicio. Una de las cosas que más me atrajo cuando lo incorporaron era la carga automática de fotos. Fuera cual fuera el dispositivo que hiciera la foto, al conectarse a una wifi, de forma automática, Dropbox subía las fotos a una carpeta específica en la nube desde donde se podrían juntar y consultar por todos aquellos que tu quisieras (permitieras). Una gran funcionalidad imitada después por los que le van a la zaga (Box básicamente)

Otra cosa buena que tiene es que la compartición de carpetas y/o ficheros es muy segura. Falta añadirle la caducidad a la compartición, pero creo que ya andan detrás de esta funcionalidad.

Comento una cosa como graciosa. En su política de precios, hay algo que no me acaba de cuadrar. os propongo un juego, a ver si adivináis en qué está mal el tema de los precios:

https://www.dropbox.com/upgrade

Dropbox para plataformas de escritorio está muy bien. Crea una carpeta cho acceso directos y todo lo que pongas ahí, quedará automáticamente sincronizado con la nube. Cualquiera que vincule su ordenador o smartphone o tablet con la misma cuenta de Dropbox, estará capacitado para borrar, crear y modificar cualquier fichero y todos tendrán su reflejo en sus equipos. Está muy bien.

Servicios de toda índole que hacen uso de la nube para funcionar siempre tienen en cuenta a Dropbox como lugar donde probablemente tienes contenido. Me refiero, por poner algún ejemplo, a servicios de streaming de vídeos o de música que siempre te piden de vincular ficheros multimedia que puedas tener en Dropbox para que puedas reproducirlos en streaming desde la nube. Está bien pensado y bien resuelto.

MUY recomendable. Diría imprescindible 😉