ONEPLUS 6

Con lo fan que he sido de Oneplus! Terminales como Oneplus X me tienen el corazón ganado. Un terminal que acabó siendo abandonado en el software y que solo quedó la opción de evolucionar con CyanogenMod o, ahora, con LineAgeOS. Pero es un terminal (el X) que ha sabido envejecer muy bien.

Y hay otros terminales que me convencían mucho. El 3T o el 5 me encantaron. Eran terminales algo grandes, fino y con todo aquello que aprecio de un terminal. Recuerdo:

  • Doble toque para despertar la pantalla
  • Led de notificación
  • Always On Display (o similar)
  • Identificación (con huella o con reconocimiento facial) en el frontal.

Y hay que decir que OnePlus no nos ha dejado en la estacada. Siempre escucha las peticiones de sus usuarios (que son/somos verdaderos fanboys). Corrige los pocas cagadas de software que va implementando de forma rápida y mantiene actualizados los SO de Android durante, como poco, 2 años. Qué más se le puede pedir?!?

El OnePlus 6 viene a corregir algunos fallos que cometieron con el 5T. Creo que éste, fue un terminal precipitado. Empujado por la competencia y las pantallas con mayor ratio, creo que sacaron un OnePlus 6 prematura y la cosa no fue del todo bien. No realicé entrada, pero la experiencia de uso no fue lo suficientemente buena como para poder probar el terminal durante días y poder hacer una entrada en este blog con conocimiento. He de decir que lo regalé a un amigo y él está muy satisfecho. Eso sí, venía de un Xiaomi A1 😉

El OnePlus 6 es un terminal grande. Parece que OnePlus no quiere bajar de medidas estandards. Así como Samsung y Apple que se han quedado con algunos terminales con proprociones pequeñas, los fabricantes chinos (Huawei/Honor, Lenovo, Xiaomi) se han olvidado de cualquier cosa que implique “cómodo”. Todo tiene que ser grande. Y el OnePlus no es menos. Cierto que le ponen en el mismo volumen que antes 6″ cuando antes metían 5’5″, pero a una resolución tan alta que la batería queda penalizada.

Como siempre, la calidad es muy buena, la pantalla muy cercana a Samsung (el hito a batir) y los puntos imprescindibles respetados. Pero la batería ha quedado penalizada por las super-resoluciones. OnePlus era de los pocos fabricantes que tenían un compromiso firme con la duración de la batería, pero esta competición por poner más píxeles por punto tenía que acabar mal. No es que la autonomía destaque en negativo, pero ahora se ha igualado con otros fabricantes. Una lástima.

Una de las funcionalidades que más me ha sorprendido es el reconocimiento facial. Va como un tiro. El más rápido con diferencia. Ni el de Samsung (que hay que decir que no es muy rápido), ni el del iPhone X (que sí es rápido pero no tanto). La sensación que te da al ver tanta rapidez es que el terminal no estaba bloqueado, pero no, repetí la prueba varias veces y todas fueron igual.

Este OnePlus 6 se presenta en 4 colores. El rojo es precioso (aunque salió más tarde), pero el negro con cristal delante y detrás es muy bonito y premium.

Por cierto que OnePlus se ha subido al carro de los planes Renoves (Samsung lo hace y te ahorras un buen dinero si les das tu terminal a cambio) pero ellos lo hacen con cupones descuentos que te aplicarán en futuras compras y no en todos los elementos que venden. Una lástima porque captan tu atención para luego sorprenderte con las limitaciones. En fin.

De nuevo OnePlus no defrauda en la construcción y en su filosofía “Never Settle”. Los precios, siguen siendo muy competitivos pensando en lo que dan a cambio.