HTC HD2

Empezaré con una conclusión. Llevaba Windows 6.5. De aquí debéis sacar todas las conclusiones malas que querrías. No alcanzaréis el nivel que estoy pensando.

Pero era un terminal muy bonito. En el año 2009, un terminal de más de 4 pulgadas (4’3 en este caso) era algo brutal. La gente que lo veía lo comparaba con una caja de zapatos 🙂 Al menos, hay que reconocerle a HTC que supo ver el incipiente camino de agrandar pantallas.

El terminal era bonito. Pero grande. Y pesado. Pesaba 160 gramos. Pero era bonito. Esa pantalla de 480×800 era muy bonita. Espectacular. De hecho fue el anzuelo para querer comprarlo. Enseguida al encenderlo me di cuenta que me había equivocado. Pero oye! Soy hombre. No iba a reconocerlo en público tan al instante ¿no? 😛

Como suelen hacer las marcas, también con un sistema operativo tan malo, HTC decidió meterle su interfaz HTC Sense. No recuerdo qué versión pero creo que era la versión 2. Es lo mismo. Siempre funcionaba mal. A veces, se daba el caso que la interfaz no me permitía ni siquiera contestar a una llamada.