iOS-Apple

Hablar de iOS es hablar de un ecosistema. Permitidme primero de todo explicar qué entiendo por ecosistema. Un ecosistema desde mi punto de vista significa, crear un sistema en el que una marca protege todos los aspectos que rodean a su tecnología. Es decir: Hardware, Software y Servicios.

 
Y Apple no inventó esto. Apple no inventó lo de proteger su crear su ecosistema ni protegerlo. Quien empezó a pensar en esta solución fue Blackberry. Un sistema operativo propio (bueno, propio no, compartido que luego evolucionó unilateralmente), con un hardware fabricado ex profeso y una granja de servicios vinculados (atados!) a Blackberry. Y funcionó durante muchos años. Blackberry fue un referente. Y no solo en el mundo empresarial. Los terminales con teclado qwerty integrado atraían a los usuarios más adictos a la escritura “social”.
 
Apple (creo) se dio cuenta. Y no fue tarde, por mucho que la mayoría lo creyeran. En el año 2007 (en exclusiva para USA) Apple lanzó lo que sería y demostraría como una revolución en el sector de los smartphones.
 
¿Qué hizo Apple para tener tanto éxito? Un buen producto. Un buen hardware con un exquisito software, unido a un excelente compendio de servicios que, vinculado (atado!) al resto del ecosistema Apple, atrajo las miradas de los que por entonces nos defraudábamos con cada uno de los terminales nuevos que iban saliendo. ¿Y por qué fue tan bueno? o dicho de otra forma ¿qué supo hacer que Blackberry no fue capaz? Un software que aprovechaba un hardware. Y lo hacía como nadie. La interfaz era algo que, aunque no inédito, tenía un look&feel excepcional. Las pantallas llenas de filas/columnas de iconos no las inventó Apple, pero supo darles un diseño atractivo, intuitivo, divertido…. Las pantallas respondían a nuestros dedos (con pantallas capacitativas y no resistivas como solían haber entonces) con una fluidez nunca vista. Y no hacía más que eso: funcionar bien. No sufría lags, no se colgaban las aplicaciones, era una interfaz pura WYSIWYG (What You See Is What You Get).
 
Hay que decir que el iPod fue una buena forma de empezar a dar a conocer un sistema, perdón, un ecosistema. El primer iPhone era un copia exacta de un iPod al que le habían añadido la funcionalidad de poder llamar/mensajear.
 
No fue hasta el 2008 que no llegó el primer iPhone a España. Era 3G y geeks como yo nos chupamos muuuuchas colas para conseguirlo. Llegaban con cuentagotas y solo de la mano de Movistar. Nunca libre. Recuerdo aquel día cuando mi compañero de trabajo y yo estuvimos experimentando con el teléfono, alucinados. Lo mejor que nos había pasado por las manos (Blackberrys, HTC’s, Nokias y demás marcas generalistas). Una experiencia de usuario única, sin igual. Y ambos lo notamos. ¿Tenía algún punto débil? Sí. La batería no se podía extraer y su duración no estaba dentro de las mejores, pero tenía una especie de “aura” que le perdonabas sus carencias.
 
iOS ha ido evolucionando. Siempre para mejor, siempre mejorando el anterior. No digo añadiendo más funcionalidades siempre, pero sí al menos mejorándolas. ¿Lo mejor de esta evolución? Pues que un terminal del año 2008 funciona hoy perfectamente. Probablemente no con todas las funcionalidades pero sí con el 90% de las que usamos a diario. Y esto solo se consigue protegiendo tu ecosistema. Introdujeron el hoy habitual Copy&Paste, la multitarea, gestionar los sonidos de notificación, las notificaciones, Airplay, la integración con redes sociales, …. pero en esencia, es lo mismo que desde el año 2007.
 
Alguna de sus cualidades más apreciadas por mí:
  • La multitarea
  • Cliente de correo Exchange. EXCELENTE!!!!
  • La gestión de la batería (desde el iPhone 4, no antes)
  • El sistema de actualizaciones (demócrata como pocos, comparado con el resto)
  • Gestión de la música: SIN IGUAL aunque venga vinculado a iTunes
  • iTunes Match (lo que compras en un dispositivo iOS lo tienes también en el resto)
  • Fotos en Streaming (cualquier foto en la nube y al instante!!!! :P)
  • Que es una plataforma de referencia. Si sale una aplicación de un tercero, primero para iOS (en la inmensa mayoría de los casos)
  • Sistema multiplataforma: iOS sirve para iPhone, iPad, iPod, AppleTV (e intuyo en futuros gadgets o equipamientos electrónicos)
  • Las aplicaciones que te descargas (pagues o no) son de una calidad media-alta. Y lo es por el trabajo auditor que hace sobre cada una de ellas un equipo muy extenso de ingenieros en Apple.
Y algunas de sus puntos débiles:
  • Que es lo mismo desde el 2007. No ha cambiado en su aspecto en absoluto excepto en ligerísimos temas de personalización
  • No tiene ni permite widgets. Algunos son muy útiles 🙂
  • Que su afán por proteger su ecosistema impide que los usuarios disfrutemos de vez en cuando de aplicaciones de terceros que serían muy útiles (véase Google Maps o Jailbreak)
  • La forma que tiene de licenciar sus patentes para que terceros fabricantes de accesorios puedan ofertar productos también originales (véase conector de 30 pines o actualmente Lightning)
  • Lo apartado que se muestra siempre Apple de los standards que la mayoría de fabricantes han pactado. Incluso pactos que la propia Apple firmó y no va cumpliendo (Véase incluir el conector microusb)
 
Soy usuario de iOS desde el año 2008. Soy usuario de OS X desde 2007. Soy usuario de iPhone, de iPad (en todas sus versiones excepto de la última, la 4ª generación), AppleTV, Mac y vagamente de iPod (modelo nano de 5ª generación). Agradezco comprar música en mi portátil (Macbook Air 11″) y que cuando cojo cualquiera del resto de gadgets marca Apple, ahí tengo mi música. Y mis fotos. Y mis pelis. Y mis vídeos. Y los componentes de mi familia que tienen dispositivos Apple lo mismo. Mi mujer ahora hace una foto, y yo la veo en mi iPhone, mi Mac o mi iPad. Simple, pero complicado de hacer. ¿Experiencia de usuario? MUY buena.
 
Apple ofrece soporte por mail, por teléfono (incluso te llaman ellos en el horario que les digas. Comprobado). Tienen tiendas con trabajadores ultra-amables. Siempre responden. Siempre en positivo. Siempre con buenas formas y con una proactividad fuera de toda duda. ¿Qué marca tanto de hardware como de software hace eso? Nadie!!! Y es un “nadie” rotundo y exasperante. Microsoft te vende un sistema como Windows Vista y si no funciona, ¡te jodes! Nada de soportes, ni de garantías ni ostras (excepto 90 malditos días). Si tienes un problema con un Samsung ¿qué haces? Ir a un “destripagadgets” autorizado. Mal, muy mal!
 
Decir que también soy usuario de Android. De los buenos y de los malos. De los de ecosistema Android y de los fabricantes que pervierten el mismo. De productos Google y del resto de mal-fabricantes (véase Samsung, HTC, Sony…). Hablaré en otro post de Android. Es un tema largo que debo tratar a parte, pero lo comento porque a veces, comparar lo que tiene uno u otro descubre carencias en el “rival”.
 
Decir que la reciente competencia entre ecosistemas Apple y Google hace, y va a hacer, que ambas plataformas se vuelvan más competitivas en la evolución de sus productos. Y de estos solo saldremos beneficiados los usuarios.
 
Añadir que yo no soy un gurú de estos temas y por eso los “grandes” están subiéndose al carro: Microsoft, Blackberry (evolucionado eso sí), Facebook (en breve se verá si crea su propio hardware como creo), futuros sistemas operativos como Tizen (evolución de Meego) para que Samsung proteja su ecosistema de hardware que ahora corre con Android (edulcorado, eso sí) y los que vendrán 😉
 
Creo que no me olvido de nada. La verdad es que se puede, y se hace de hecho, escribir libros sobre iOS y Apple 🙂
 
Gracias por leernos y darnos tu opinión!!