GALAXY NEXUS

Samsung se alió con Google para desarrollar un nuevo terminal de la serie Nexus de Google. Y lo hizo porque fue una relación de “tú a tú”. Google desarrollando las últimas versiones de Android y Samsung siendo uno de los constructores punteros de terminales móviles (entre otros muchos gadgets electrónicos)

 
Fruto de la idea que he expresado en este blog en diversas ocasiones sobre respetar los ecosistemas (fabricante de hardware + fabricante de software + mercado de aplicaciones propias), la idea de que Google fabricara sus propios teléfonos era una MUY buena idea. De hecho adquirió Motorola para eso (al menos eso creo). Mientras que esto no ocurre, Google quiere “proteger” la puesta en marcha de hardware dedicado ofreciendo los desarrollos a parterns tecnológicos que ya monten Android en sus terminales. Hasta el día de hoy, Google ha trabajado con HTC (Nexus One), Samsung (Galaxy Nexus), Asus (Nexus 7), Samsung (Nexus 10) y LG (Nexus 4).

Galaxy Nexus es el segundo de esta cadena. Y es el primero de la joint-venture entre Google y Samsung. No ha debido de ir mal porque Google le ha dado una nueva oportunidad a Samsung para que contruyan el Nexus 10. De hecho, el Galaxy Nexus es la leche. La pantalla es lo mejor que he visto. Y sigue siendo mejor que terminales que han venido con posterioridad. El terminal tiene una “espalda” como engomada para cogerlo con más seguridad. La pantalla es ligeramente curva para que no toque plana contra una mesa si lo dejáramos boca abajo. Es muy fino aunque por la parte alta y baja se ensanchan un poco. Es grande, la pantalla tiene 4’65”. Pero es de fácil manejo. Tiene un led de notificaciones multicolor (esta funcionalidad es, para mí, uno de los mejores valores diferenciales respecto a otros terminales/sistemas/ecosistemas)

A la práctica, es un terminal que puede con todas las versiones que hasta hoy (Febrero del 2013), han salido de Android (4.2.2). Y estoy convencido que en el futuro (la 5? ó 4.3?) también podrá con ella. Doble nucleo de procesador y 1 GB de RAM. Creo que más que suficiente para los próximos 2 años. Seguro que no para ejecutar los mejores juegos con facturas técnicas elevadas, pero sí para todo lo demás.

El Galaxy Nexus, se comercializó por medio de distribuidores y como compra directa a Google. A día de hoy, ya no se puede comprar excepto en algún distribuidor que tiene pocas unidades y que ha subido el precio porque la demanda es mayor que la oferta. Se comercializó también por parte de Samsung una edición prácticamente idéntica salvo por un tema: la actualización no dependía de Google sino de Samsung. Caca 🙁

Todos los terminales Nexus tienen la gran ventaja de que se actualizan justo cuando Google actualiza las versiones (bueno, exceptuando los Nexus de Samsung). Y otro punto positivo es que toda la comunidad que “toquetea” Android, siempre suelen utilizar los terminales Nexus porque al final las distribuciones que “cocinan” funcionan a la perfección.

Si este terminal estuviera a la venta, sería una compra mas que recomendable.