PIAGGIO SKIPPER 150

Scooter. Italiano. Monicilíndrico 2T. Mezcla. Rueda de 12″. Freno de disco pequeño SOLO delante.

Una moto para metérsela con facilidad. 150 cc con una entrega de potencia impresionante. La tuve un solo año. En ese año tuve 3 accidentes. Todos por mi culpa excepto uno que aún tengo dudas. Todas las Skippers que se vendieron eran (y son porque todavía se ve alguna) fácilmente reconocibles: el plástico del frontal siempre está roto, mal pintado o de otro color (desguace). Y es que lo típico que pasaba es que fueras enchufado, porque no te dabas cuenta, pero cuando querías frenar, te dabas cuenta que se habían olvidado de ponerle unos frenos mínimamente decentes. Resultado? Plásticos del frontal roto.

Funcionaban todavía con mezcla y el humo del escape era blanco y sucio como nunca había visto. Ahora me da un poco vergüenza recordarlo pero en aquella época, las cuatro tiempos eran una utopía. La compré en el año 98 y la vendí ese mismo año. Qué mala experiencia!

Cosas buenas? La potencia pero, como dice el anuncio, sí control no sirve de nada.

Se vieron muchas en “mensakas” pero todas tenían siempre plásticos rotos. Piaggio sacó una evolución para actualizar la imagen estética pero “dentro” era la misma jerga que la primera. Estaba la opción ligar de 125cc pero era igual de mala y encima con menos potencia.

Para olvidar!