iPHONE 5

El puto rey! (perdón por la soez)

No tengo ningún género de dudas de que es el mejor terminal hasta el día en el que escribo esta entrada. Y seguro que se le pueden encontrar pegas, como a todos, pero menos y de menor intensidad.

Qué me gusta?

– La pantalla

– El sistema de notificaciones (ULTRA.personalizable)

– ecosistema donde encuentras siempre una app que hace lo que buscabas y bien. Y bonito

– El look&feel. Nada comparable en el mercado. Nada.

– Dimensiones y peso (el peso no hacía falta que fuera tan pequeño :P)

– Duración de la batería (para lo poco que lleva). Yo 1’5 días de uso. Ese es el máximo en trabajo y dos días y poquito más en fines de semana/vacaciones.

Pero también tiene pegas. Bueno, pocas. Igual de funcionamiento y que creo que las van a ir subsanando. Escribo este post dos días después de que hayan presentado oficialmente la evolución de iOS. La versión 7. Y por lo que he visto (hasta que la pueda probar, porque lo haré :P) me gusta mucho: la gestión de la multitarea, el control center…

Lo que le puedo criticar a este terminal no es nada que tenga que ver con el terminal sino con el software. El sistema operativo es cierto que es demasiado “defensivo”. Con “defensivo” quiero decir que se protege de malos desarroladores, de malas aplicaciones y de malas intenciones. Eso en principio no debería ser malo excepto que, las buenas ideas, quedan en el mismo saco que los “potencialmente malos”. Por eso la gente opta por hacerles jailbreaks a sus iPhones (en cualquiera de sus versiones), porque les permite disfrutar de aplicaciones y funcionalidades que les gusta. Bueno, cuestión de gustos.

La pantalla es algo excepcional.

La capacidad de gestionar juegos y aplicaciones, también.

El sonido, perfecto

Las notificaciones, lo mismo.

Modo no molestar super-potente

….

El cristal del que está hecho en el frontal  tiene pinta de frágil pero ni mucho menos. En esta versión 5, la parte trasera cambió el cristal por aluminio. No le queda mal. Antes tampoco me desagradaba. Pensad una cosa, iPhone fue el primer terminal (al menos que yo recuerdo) que se presentó en blanco. Luego vinieron muchos, pero el blanco es un color claramente monopolizado (en el imaginario colectivo) por Apple.

Sí que le echo de menos un led de notificación. Es algo que redondearía el producto. Sé vivir sin él pero…

Y por último, una crítica sin discusión: la duración de la batería. Sí, sé que diréis que para lo que pesa y la potencia de la batería que tiene, que qué se le puede pedir! Cierto, pero oye, como dicen mis padres “quien no llora, no mama”. Es algo que deben plantearse todas las marcas, sin duda.

No quiero seguir con esta entrada porque igual se me ve el plumero de que soy un poco fan de Apple 😛