BLACKBERRY Q10

Habiendo tenido el Z10, qué me hace ir a buscar el Q10?

Comentar que el Z10 lo devolví. Y lo devolví porque creo que era un teléfono que me iba a cansar. Me sorprendió mucho el terminal con el nuevo BB10. Sí, todo bien, pero al final, qué diferencia a un Z10 de cualquier otro terminal táctil de más de 4 pulgadas? Nada, el sistema operativo.

Sin embargo, el Q10 viene con dos ventajas que son muy importantes:

– Tiene teclado físico qwerty, algo que anhela cualquier antiguo usuario de Blackberry

– Tiene una batería de 2100 ma lo que, combinado con una pantalla más pequeña que el Z10, prometía mucha duración.

Y sí, se cumplieron las expectativas. El terminal dura como mínimo 2 días completos de uso intensivo sin problemas y el teclado físico no da margen a la equivocación de los dedos sobre una capacitativa.

Pero no todo es bueno, la verdad es que haber estado tantos años con terminales con pantallas que como muy mínimo tenían 3’5-4 pulgadas, ahora me falta pantalla. Y sé que es una cuestión de acostumbrarse. Lo sé, pero la hecho de menos. Y tiene un problema añadido, el hecho de la resolución de pantalla más pequeña, hace que algunas aplicaciones Android que se pueden cargar por “side-load”, no funcionan porque no se adaptan a una resolución tan pequeña (720×720). Dos aplicaciones que me son fundamentales y que no funcionan bien: Fonyou y Instagram.

A plena luz del día, la pantalla saca a relucir todo el potencial de una pantalla Oled. Y se nota. No se ve perfecto (quien diga que sí de cualquier terminal, miente), pero es de los mejores que he visto.

El teclado es bueno. Tanto, pero no mejor porque no se podía mejorar, que los antiguos que había probado. En la última BB que tuve (9970) la tecla “o” fallaba y me daba una rabia enorme. En este, funciona todo bien, vamos, normal que es lo que tiene que ser.

El terminal es ligeramente pesado pero yo lo agradezco. Es un peso que no molesta pero que te ayuda a “recordar” donde lo tienes. La parte trasera es de un material antideslizante (ahora le llaman “gomoso”) que ayuda a tener una sensación de agarre muy buena.

La ranura de carga, de nuevo como en el Z10, está en un lateral con lo que no puedes echar mano de un cargador tipo “cuna” o “dock”. O bien, lo tienes que tumbar. Por cierto, que lo de tumbar es algo gracioso porque en el Q10 lo han resuelto muy bien: lo han quitado. La pantalla no rota cuando giras el terminal. Resulta que algún ingeniero ha debido pensar que teniendo la misma resolución de un lado que del otro, quien lo iba a necesitar?!?! Pues yo al ponerlo en una cuna de lado para dejarlo cargando 😛

Tiene ranura para tarjeta microSD. Sería casi perfecto si el software BB10 permitiera elegir la tarjeta que le has puesto para que lo meta todo allí. Sí, algunas puedes, pero las sincronización con Dorpbox no 🙁 Una verdadera pena. Igual que el tema de no poder hacer un autoupload de las fotos que has hecho (que se puede porque la herramienta BOX que también viene de serie con el OS BB10 lo hace).

IMPORTANTE: El led de notificación. Es algo que siempre me ha gustado para saber si tengo cosas pendientes que leer. Luego a veces me da rabia cuando estoy sentado en el sofa y el led parece que “me llame” para ir a verlo, pero en el día a día, me parece bien. Además, como tiene un sistema de desactivación de notificaciones… pues listo.

Tienen muy bien resuelto lo del Copiar y Pegar. Algo que parece obvio pero que en otros casos cuesta bastante (pienso en Winphone 8)

No tienen bien resuelto el tema de personalizar las notificaciones. Vienen pocas de fábrica y si quieres ir metiendo es algo lento. Mejorable pero no es un problema del terminal sino del SO.

La cámara es muy decente. El otro día grabé una actuación de 30 minutos y acabó pesando el archivo casi 2 GB. Eso sí, la batería no se murió en el intento como le hubiera pasado al iPhone5 o a cualquier Android. Y tampoco hubieran aguantado esos 2 GB de peso en una sola toma. A cambio, y eso se nota que no es un teléfono para teenagers, no tiene un perfil de uso muy 2.0. Lo que hace, lo hace de maravilla.

Terminal MUY recomendable para profesionales que, sin llevar un cargador encima y que lo usen mucho, mucho y mucho, quieran un terminal que dure un día entero sin problemas.

Para la gente que esté acostumbrada a los teclados qwerty físicos, es recomendable.

Para la gente qu esté acostumbrada a los teclados en pantallas táctiles, notarán que hay que hacer fuerza para escribir. Vuestros dedos se habrán olvidado como me ha pasado a mí. Eso sí, en cuanto le pillas el truco de las combinaciones de teclas (para símbolos, mayúsculas o funciones varias), no hay velocidad comparable.

Muy recomendable para trabajo.

Menos para el ocio.

Si quieres duración de batería sin tener que ir con un ladrillo encima, este es el mejor.