HTC 8X

HTC, qué grandes cagadas de terminales ha hecho!!! Y dicen “no le va muy bien al pobre de HTC!”. Pues no me extraña. Creo que las peores experiencias con un fabricante de móviles las he sufrido con HTC (quitando el Nokia N95).

Algunas entradas de este blog ya hacen referencia a algunos desastres. Algunos más que otros pero, por lo general, con un gusto de “resquemor” hacia toda la marca. Si al menos Google le hubiera dado la oportunidad de fabricar alguno de sus Nexus…… Creo que estuvo a puntito con el Nexus 7 pero al final se lo llevó Asus 😉

El terminal del que trata esta entrada es un Windows Phone 8 (el nombre ya nos daba pistas :P). Es un terminal muy agradable de sostener. Las proporciones de las 4’3 pulgadas (1280×720 px) de este terminal sorprenden porque el terminal es muy estrecho. De hecho, la estrechez hace que la pantalla se alargue demasiado para mi gusto. Tanto que para llegar con el dedo a alguna esquina, es prácticamente imposible. De hecho, el botón de enceder/bloqueo/desbloqueo lo tiene en la parte superior del terminal y esto hace que no se llegue bien con una sola mano a desbloquearlo cuando te llega algún tipo de notificación. Minimano que estoy hecho.

El HTC 8X se coge bien. Y se coge bien debido a la estrechez que he comentado en el anterior párrafo pero también por el tacto gomoso de toda la carcasa posterior. Es muy agradable al tacto y la sensación de seguridad al agarrarlo es, sin duda y con diferencia, el mejor terminal para cogerlo. Eso sí, pierde en usabilidad por otros aspectos. Por ejemplo, los botones, todos, son tan y tan disimulados que, a veces, es difícil encontrarlos al tacto. Y esto me fastidia porque tengo que echar la vista para su búsqueda lo que en otros terminales (el resto, vaya) es muy fácil localizarlos. Supongo que los que han querido diseñar el producto, querían que fuero prácticamente liso en todos sus rincones. Lo han conseguido, a pesar de los inconvenientes que creo que por ello tiene.

Otra de las cosas que no me acaba de convencer en su diseño es  que las esquinas son eso, esquinas. No han querido redondearlas. No sé por qué, pero meterlo en un calcetín de funda (sí, creo que es la funda más acertada para un móvil), cuesta bastante puesto que se queda enganchado siempre en alguna de las esquinas. No son esquina con vértices perfectos, pero el radio de redondeo que tienen es ridículo.

Un punto diferenciador respecto al resto de terminales WP8 es que tiene un led de colores que, de momento al parecer, solo sirve para indicar estados de la batería:

Verde: cargado

Rojo: cargando

Naranja: a punto de agotarse

Deseo fervientemente que WP8 permita en breve poder personalizar el uso de este led para ciertas notificaciones. Porfa, porfa, porfa!!! En los terminales Android esto es algo ya histórico!!!!

Como todos los Windows Phone 8 (bueno, ya veremos que todos, todos no), no tiene botones en la pantalla. Es algo que caracteriza a los terminales Apple y a los Androis (que no sean los puros bajo el logo de Google). Y me gusta. Me gusta la sensación que no encontraba como en otros terminales tipo Nexus 4 o Galaxy Nexus. Este terminal tampoco tienen ningún botón físico en la pantalla. Eso sí, y también como en todos los terminales Windows Phone 8, existen 3 iconos en la parte inferior de la pantalla que corresponden a los botones: Buscar, Home (logo de Windows) y Hacia atrás. Se iluminan cuando desbloqueas el teléfono pero son perfectamente visibles con el terminal bloqueado.

La pantalla se ve un punto apagada, con colores no muy llamativos. Todo muy flojo. La respuesta de la pantalla, absolutamente normal. Nada que destacar. La batería, también como en el resto de los WP8 que he estado viendo/analizando, es bastante decente. 2 días casi seguro que garantizado. Con un uso ultra-intensivo, un día completo. Me gusta este aspecto.

La cámara trasera, los normales 8 Mpx. La frontal tiene una curiosidad y es que es de 2 Mpx pero tiene un amplitud focal muy grande comparado con otros terminales. Para que os hagáis una idea, para hacer un foto de uno mismo, no hace falta que estires el brazo hasta casi desmembrártelo, con media distancia es suficiente. Punto positivo. Uno!!! 😛

El software propietario que incluye no mata. De hecho, tampoco es tan abundante como el Nokia 820. Menos mal que Nokia está liberando su software para que se pueda instalar en otros terminales WP8 aunque no sean Nokia. Por cierto, Here, una muy buena aplicación para WP8. De Nokia.

Un inconveniente bastante tonto pero que creo que debo mencionarlo es lo que tarda en arrancar este terminal. Nadie se ha parado a pensar en cómo solucionarlo? Es grave de verdad! Otros WP8 suelen tardar algo en arrancar pero no tanto. Eso sí, ves el logo de Beats Audio 😛

No recomiendo su compra. Es un terminal de precio medio (entre 300-400€) y hay mejores opciones en este segmento medio (Nokia Lumia 820 o Samsung Ativ S)