APPLE MAGIC TRACKPAD

Es lo que al portatil el touchpad. El Magic Trackpad es uno de esos inventos de Apple que son copiados (mal copiados) casi de forma inmediata.

Diría que se lo podría encontrar una pega importante a los accesorios que Apple saca al mercado: que solo funcionan con productos Apple. Esto que parece lógico, no lo es. Muchos productos que están pensados para Windows, también funcionan para Apple. Al revés no. Pero si tu entorno es Apple, entonces te parecerá lógico.

El funcionamiento de este trackpad es sencillamente sencillo. De hecho, se podría complicar si quisieras porque se puede imitar la interactuación que haces con un iPad. Pero no, si lo dejas en modo “natural”, la cosa funciona mejor que mejor.

Es multitáctil lo que permite controlar muchos movimientos con una sola mano y sin tener que hacer clics constantemente. Para mí lo más apreciable.

Es bluetooth con lo que la conexión con cualquier equipo Apple es sencilla y rápida.

Funciona con baterías AA que duran relativamente bastante. Aproximadamente 2-3 meses de uso. Como cualquier equipo de Apple, todo está tan bien pensado que cuando lleva un rato sin tocarse, entra en modo reposo. Esto hace que la duración de la batería aguante más.

La experiencia de usuario es inmejorable.

Si trabajas con equipos Apple, la compra es altamente recomendable. Tiene una curva de aprendizaje algo más alta de lo normal pero asumible para cualquier perfil de usuario.