HTC FLYER

Primera incursión de HTC en el mundo de las tablets. Que yo sepa. Al menos en el entorno Android. De mediados del año 2010. Una tablet de 7 pulgadas con resolución de 1024×600, peso contenido y estéticamente muy bonita.

Realmente HTC sabe diseñar estéticamente sus productos. Luego lo que hace por dentro es otra historia. Ya sabeis de otras entradas en este blog que no soy muy fan de HTC. Y no por falta de intentos!! Lo he intentado, pero ahora ya estoy bastante decepcionado.

En la mano, la sensación de que no se te va a caer es fuerte. Tiene una ligera curvatura en los extremos por donde se coge y eso hace que el pulgar se sienta más seguro al sujetarla con una sola mano.

La que yo tuve era 3G y eso solo puede significar una sola cosa: batería de pena. Las tablets con 3G hacen sufrir mucho a las baterías. El mismo modelo con o sin batería hacer que ésta pueda durar el doble respecto a la que no tiene conectividad 3G.

La interfaz que le añade HTC a Android (3.2) con su Sense (no sé qué versión) es bonita, pero intrusiva como lo son todas. No aporta nada que Android puro no aporte ya mas que belleza.

Qué explicar de Android que no hayamos comentado ya? Pues nada. Funciona bien, ágil, no hay lags y no se calienta. Eso quiere decir que a nivel de software es correcto.

Hay una cosa que quiero comentar sobre el conector de carga y es que tiene un conector diferente al típico microusb pero, y esto es lo llamativo, el microusb también funciona. Es decir, tiene un conector propietario pero es compatible con microusb. Lo más extraño es que nadie te lo dice 🙁

Se actualizó a 4.1 muy rápido. Eso dice mucho de HTC y de su apuesta por mantener el software actualizado. Las mejoras NO fueron evidentes, solo una adaptación “por dentro”.

Lo mejor el diseño estético.

Lo peor, la batería.

No recomiendo su compra 🙁 , más a día de hoy que está la todopoderosa Nexus 7.