DELL LATITUDE ST

Tablet de Dell con Windows 7.
10 pulgadas, con 3G (opcional), wifi, bluetooth, hdmi, usb, lápiz para pantallas táctiles.. Completo no?

Sí, completo pero ¿funcional?
Negativo.
Una tablet gruesa, incómoda de tener en las manos, pesada, con un tacto de la pantalla bastante deficiente, con un sistema operativo que no está pensado para el mundo táctil.
Le dí una segunda oportunidad instalando Windows 8. Hay que decir que Dell sacó la misma tablet con Windows 8 nativo. Yo se lo instalé sobre un hardware, en teoría, no compatible.
Después de mucho investigar, de pedir ayuda a los compañeros, de googlear y de hacer muchas prueba/error conseguí configurarlo todo menos la conectividad 3G. Bueno, no me hacía falta.
Me gustó entonces?
No 🙁
Pero no porque el tablet no maneje Windows 8 con soltura. Lo hace bien, parece que no hay ningún problema de compatibilidad entre el hardware y el software. El problema es Windows 8. Bueno, mejor dicho, el problema soy y con Windows 8. No me gusta la interfaz Metro. Lo siento. Os prometo que lo he intentado, pero no me hago.
Siguiendo con el análisis de la ST, decir que en general hace todo lo que dice, pero la referencia iPad la tengo demasiado presente. ST es un ordenador disfrazado de tablet. iPad es una tablet y punto.
No digo que la ST funcione mal, todo lo contrario, creo que Dell ha hecho un gran trabajo en la tablet (entendiendo que en la nueva ST todavía mejor, como suele pasar en Dell). El problema es que el conjunto no me acaba de convencer.
Creo que Dell debería pensar en sacar algún bombazo de tablet intentando competir con el “sibaritismo” de los ipaderos.
Producto no recomendable ni como ordenador ni como tablet. En cada uno de los terrenos, se queda en la mitad.