HONDA SH300

Sport Edition.
En el año 2012 decidí caer en la redes de la omnipresente Honda SH (la antigua Scoopy). Es una moto muy popular en las ciudades. Ágil, potente, cómoda, con plataforma de carga en los pies… Bien.

La venden con ABS y sin. El ABS es algo que está bien como medida de seguridad, pero si haces una conducción responsable, no te hará falta. Si por precio lo puedes pagar, cógela con ABS 😉

La SH sustituyó a la Gilera GP800. Casi 100 Kgr menos de pura agilidad. A cambio, perdí un puñado de caballos de potencia que, en ciudad, no servían para nada.
Rueda grande, estabilidad en la conducción, potencia desde abajo. Aceleración muy rápida. Pero si por algo es destacable es por la agilidad.
En ciudad es la moto “a batir”. En Barcelona es el scooter que más se ve. Y no creo que sea por casualidad.
Me asustaba el hecho de las revisiones porque siempre había escuchado que eran muy caras. Nada de eso. Me pareció un precio razonable. Muy bueno si tengo en cuenta lo bien que me trataron (Moto Aranda)
El tema de tener una plataforma de carga en los pies porque tiene una superficie plana es muy cómodo. Además, tiene una anilla de enganche para mayor seguridad.
Una pega es el hueco para el casco. Solo cabe un casco tipo Jet y muy pequeño. De hecho, solo cabe bien un tipo de casco que Honda también intenta venderte (conmigo lo consiguió)
Si tienes permiso para conducir una 300, es tu moto.
Si solo tienes el B2, la versión 125 será suficiente para sentir la libertad de conducir unas “casi-moto” 😉