LOGITECH HARMONY ONE

En una casa donde haya más de dos aparatos que se gestionan con mandos a distancia debería ser compra obligada un accesorio como el objeto de este análisis.
Logitech Harmony One es un mando a distancia que pretende integrar en un único mando (de ahí lo de one) todos los mandos que tengas en casa.
Imprescindible.
Configurarlo tiene una cierta complejidad porque has de conectarlo con un ordenador, aceptar trabajar con Silverlight (un entorno parecido a Flash pero desarrollado por Microsoft. Ya os podéis imaginar!). Una vez consigues que detecte el mando, configurarlo es un juego de niños. Logitech tiene una base de datos muy amplia y es difícil que no encuentres algunos de tus aparatos. Muy difícil no encontrarlo, de verdad.
El modo de funcionamiento es muy sencillo. Creas un proceso, por ejemplo, “Ver tele”. Luego eliges qué tele tienes y qué canal poner en el inicio. Listo.
Que quieres ver un DVD? Le dices que encienda la tele y el reproductor DVD y que elija el canal HDMI donde el DVD esté conectado. Automáticamente todo se enciende y la película empieza a reproducirse.
Simple de hacer funcionar y efectivo en su funcionamiento.
Te olvidas del resto de mandos y los mandas a que críen polvo en algún armario.
El mando tiene una batería de litio que dura bastante. Vamos, que no te quedarás sin batería en un uso normal. Cuando apagues todo, lo dejas en su dock (cuna) y se queda cargando.

Como diría aquella frase publicitaria tan antigua: “Yo no puedo estar sin él”. Si lo pruebas, se te vuelve imprescindible.

Compra altamente recomendable.