DELL CHASIS M1000E

Trabajo en un ISP. Gestionamos infraestructura en diferentes CPD’s (centros de datos). Sabemos que en un centro de datos, los conceptos más importantes a vigilar son:

  • Temperatura
  • Consumo eléctrico
  • Espacio ocupado
  • Cableado óptimo

Y son importantes porque todo redunda al final en el precio que debes pagar por su uso. Podríais pensar que la temperatura y el cableado no son tan importantes en el precio final pero sí lo son. La temperatura elevada incide en un consumo eléctrico más elevado y una mayor factura por potencia consumida. El cableado óptimo puede afectar al precio por los equipos de red necesarios para conectarlos y siempre de forma redundada. Sin hablar de la gestión y las futuras incidencias.

En resumen, es importante sabes aligerar el consumo eléctrico y el espacio ocupado. Y para eso, una gran empresa como Dell (junto a otros fabricantes) pensó en cambiar la forma en que los servidores se enrackaban en los racks. Hasta hace bien poco, todos los servidores se metían en los racks en horizontal y ocupando espacios que eran múltiplos de una unidad conocida como “U”. Una “U” es una altura de 1’75” (que equivale a casi 45mm). Los armarios suelen tener una medida de 42 U’s lo que significa que solo puedes poner un máximo de 42 servidores de una U de altura. Dell (junto a otros fabricantes) comenzó a diseñar lo que ahora se conoce como Chasis Blades. Los chasis blades son “cajas” que ocupan 10 U’s de altura pero son capaces de albergar equipamiento que antes podía ocupar cerca de 20 U’s (entre servidores y electrónica de red).

El M1000e es un chasis de Dell que ha tiene una larga vida. Lleva mucho tiempo con nosotros y parece que va a durar también bastante. A diferencia de otros fabricantes que han ido cambiando el diseño y no respetando la retrocompatibilidad con servidores más antiguos, Dell soporta siempre todos los servidores que ha ido sacando en modalidad blade. Es una cosa muy positiva cuando conviven modelos de servidores blades de diferentes épocas.

No os hablaré de especificaciones técnicas, pero os daré solo un dato que refleja perfectamente por qué hemos cambiado a este tip ode tecnología:

– Hemos ahorrado un 30% de espacio ocupado en rack
– Hemos ahorrado cerca de un 40% de consumo eléctrico

Son dos suficientes ventajas como para llevar a cabo una inversión, que no es poca, durante los últimos 3 años de la empresa donde trabajo.

Para entornos profesionales, sistema IMPRESCINDIBLE.