B&W C5

De sonido tratamos de nuevo. Uno de mis temas favoritos si seguís este blog (no os dé vergüenza reconocerlo :P).

Y como ya sabréis también, Bowers & Wilkins es una de mis marcas favoritas en la construcción de cualquier cosa que emita sonido. Sonido de calidad.

Esta vez se trata de unos auriculares in-ear con una calidad sorprendente. Decir antes que nada que, por física pura, los auriculares intraaurales, tienen muy difícil igualar la calidad de sonido de otros equipos que tienen mayor espacio para desarrollarse. Es decir, que a mayor volumen o dimensión, mejor capacidad de reproducir mejor cualquier rango de frecuencia de sonido. Lo dicho, es simple física.

Los mejores constructores de este tipo de auriculares no se diferencian mucho en la calidad ofrecida. Y esto es debido a las limitaciones de la construcción de elementos tan pequeño que deban caber dentro de una oreja. Aún así, se consiguen fidelidades bastante elevadas en el habitual rango de los 20-20Khz. Eso sí, no todos lo consiguen de forma lineal en todo el rango.

Los auriculares que nos ocupan tienen como diferencias destacables el diseño de las “gomas” que se introducen en la oreja, el material del cable (Kevlar) y la forma que éste sirve para hacer de sujeción en los dibujos naturales de la oreja. Aprovechar las “dobleces” de la oreja para que el cable se adapte a ellas y se sujete con mayor seguridad.

Como punto malo, el control de volumen de de control de pista que lo han querido hacer muy bonito pero no es muy práctico. Cuando quieres subir el volumen, a veces pones la pista en pausa. O al revés.

La calidad del sonido es muy elevada pero no se acerca a la calidad de las grandes marcas en la gama de los circumaurales (auriculares que rodean la oreja). Lo mejor de la calidad es la fidelidad de las frecuencias altas. Muy brillantes sin ser “chisposas”. Lo metales, las guitarras solistas o las voces del “Metal” suenen muy bien. Sin embargo, los bajos los encuentro ligeramente débiles. Son identificables, pero no contundentes. Dicho sea, a todas las marcas les pasa lo mismo.

El margen de precio de estos auriculares harán que te pienses el comprarlos, pero para mí son muy buenos para momentos de paseo en solitario, de autobús o de viaje (el espacio que ocupan son recomendable para llevar más que unos más voluminosos aunque suenen mejor)

Si el sonido te apasiona, son los que debes comprar ( a la par que los BeoPlay H3 pero éstos son mucho más caros)

Más información: http://www.bowers-wilkins.eu/Headphones/Headphones/C5/overview.html