SAMSUNG GALAXY S4 Plus

Conocido como modelo i9506 (el S4 normal es el i9505).Básicamente el mismo terminal que el S4 a nivel estético. Lo que cambia es a nivel hardware que le han puesto 3 cosas importantes: Snapdragon 800, Adreno 330 y LTE como conectividad. Digamos que era una actualización necesaria para el “jefe” de los terminales de Samsung 2014. El paso intermedio entre el S4 con chip 600 y el S5 que estaba a las puertas de ser presentado (en la fecha de redacción de esta entrada ya hace algunos días que ha salido).

Como sabéis, Samsung es el rey de las pantallas y quería saber si, además, se ponía a la altura del Nexus 5 que tenía ya las misma características.

Las expectativas se han cumplido. La mejor pantalla con el mejor hardware. No soy de jugar a juegos con el móvil, pero probe RealRacing3 y ha sido una completa delicia. Una pantalla FullHD (sin botones software en la pantalla) a pleno rendimiento y sin “pestañear”. Sí señor, muy buen trabajo.

Cosas que me gusta de los terminales Samsung (en general y no solo de este modelo):

– La pantalla (cómo no!)
– El servicio “No molestar” muy eficaz
– Que está muy vinculado con Dropbox y sube las fotos automáticamente en cuanto encuentra una Wifi (no como en iOS)
– El botón hardware del frontal te da una segunda oportunidad de activar el móvil según como lo cojas.
– La gestión del led de notificaciones
– Ya es una standard para mucho software que programan para esta marca.

No cambia peso, ni tamaño, ni funcionalidades, ni consumo de batería, solo es más potente. Y se agradece.

El problema que tiene este modelo es que en España solo lo comercializa Vodafone y vinculado a un contrato. Si lo quieres libre, debes recurrir al mercado extranjero. Derivado de este punto está el problema de las actualizaciones. Debido a que es un modelo para un operador, la versión de Android es 4.2.2 y esto es un problema porque esa versión no tiene soporte para LTE. Si tienes un operador (en mi caso Movistar) que ofrece 4G y este modelo no podrás utilizar la red más rápida. Hay una solución, eso sí, que es ir a Samfirmware.com y bajarte una versión de software internacional pero con la versión 4.3. Con Odin y un poco de de tiempo (10 minutos, no más) instalarlo y ponerlo a funcionar con 4G ha sido muy sencillo. Completamente satisfecho.

Si quieres “trastear” con él y no eres de Vodafone, es una compra muy acertada. Más aun viendo la poca evolución que ha tenido el S5, del cual hablaré en otra entrada.