Moto 360

El wearable más deseado (con permiso de la maqueta iWatch) para este 2014. El reloj de los relojes. Y no es cosa mía, no. Lo es porque los datos lo dicen: no hay stock. Y no lo hay desde hace tiempo. Uno podría llegar a pensar que se han producido pocos y es posible, pero creo que no, creo que, ahora que lo tengo en las manos (muñeca), está justificado.

Es el primer smartwatch que se diseño con esfera redondo y con sensor de luz ambiental. Aunque pueda parecer baladí, no lo es. Y digo que fue el primero en ser diseñado porque no fue el primero es ser puesto a la venta. Bueno sí, si contamos con ambas características, pero no por separado. El primer reloj que se puso en el mercado con esfera redonda fue el LG Watch R. Pero no tenía sensor de luz ambiental. Mal. El primero reloj que se puso a la venta con sensor de luz ambiental era el Sony Smartwach 3 (entrada en nuestro blog). Pero no tenía la esfera redonda sino cuadrada. Algo deportivo.

Lo que hace al Moto 360 muy atractivo es que tiene la absoluta apariencia de un reloj de vestir. No hace falta tener mucha experiencia en relojes para darte cuenta en poco tiempo de que no es un reloj normal.  La pantalla se ilumina y apaga con cierta frecuencia.  Recibe notificaciones constantemente y la pantalla tiene un brillo inusual 😉

Es cómodo de usar (bueno no es una exclusiva del Moto360 sino de cualquier smartwatch con Android Wear) y el mayor fallo que tenía (la duración de la batería)  ha quedado solucionada con la actualización a Lollipop. Antes de la actualización duraba un día y muy poco.  Después,  dos días bien.  No es que sea mucho,  pero para un reloj con una batería tan pequeña y con tanta notificación no está mal.  Ya vendrá el iWatch para demostrar que no 😉

El smartwatch más recomendable que hay hasta el momento. No mejora el software,  pero sí el diseño.  El todo,  lo hace mejor.