MOTOROLA MOTO X1

Nueva versión del MOTO X del 2013. Tocaba renovarse (actualizarse) y Motorola (ahora ya no de Google sino de Lenovo) ha decidido actualizar tamaño de pantalla, resolución y procesador. Hay más mejoras, es verdad, pero lo esencial es eso.

El teléfono es demasiado grande, a mi modo de ver, y no es muy útil de usra. Se podría pensar que al aumentar tamaño, se ha aprovechado para aumentar sensiblemente la batería. Pues no, no ha sido así. La batería tan solo ha aumentado 100 mAh que es muy poco debido a que la resolución de la pantalla ha aumentado bastante (y su consumo, consecuentemente). El resultado es que la batería se queda muy corta para un día. A poco que hagas un uso intensivo, la batería no dura ni siquiera una jornada laboral. Una pena.
Una cosa que he notado y qe me ha molestado mucho es la calidad de la pantalla. Respeta la tecnología AMOLED de su antecesor pero creo que ahora es peor. Los blancos se ven muy amarillos. Demasiado. Y la definición de la pantalla no está a la altura del primer Moto X (que tenía peor resolución).
La cámara es poco mejor que el anterior, el tamaño demasiado grande para una talla media de mano y a batería muy pobre.

Una de las cosas destacables de Motorola es la velocidad en actualizar a la versión más reciente de Android (fruto de que su “padre” era Google, claro está), pero llevamos ya 3-4 meses desde la salida de Lollipop y otra marcas se han adelantado a Motorola que sigue sin lanzar su actualización. Mal.

Mi recomendación es NO comprar. Me gusta mucho Motorola y me gusta el hecho de que sus ROM’s sean prácticamente idénticas a las stock’s de Android, pero no han acertado con el Moto X1.