Galaxy Watch Active

Los wearables, la nueva pero madura lucha de las marcas de productos Smart para alcanzar a los usuarios. Y de entre ellos, los grandes éxitos son los medidores de actividad y los relojes inteligentes.

Existen gran multitud de relojes inteligentes pero creo que se podrían dividir en:

  • Own-Brand. Marcas que sacan sus smartwatch con SO propio y no vinculado a Android (Huawei, Fitbit, Xiaomi, Samsung…)
  • Apple Watch
  • Android Wear (LG, Google, Motorola, Tic Watch…)

He probado muchas marcas y todas tienen utilidad razonable y cumplen sus promesas (que son simples) a la perfección.

El problema, es cómo se comparten y/o se aglutinan los datos que puedes ir tomando de diferentes dispositivo hacia un solo entorno. De nuevo, nos encontramos con escenarios muy heterogéneos con múltiples opciones y con diferentes resultados. En resumen, ¿puedo tener un teléfono Apple, pero utilizar un smartwatch Android Wear? Sí, pero no. No todo funciona. No todo se sincroniza bien. No sabes cómo trasladar datos si te da por cambiar de plataforma. ¿Puedes tener un terminal Android y utilizar un Apple Watch? No, pero sí. Siempre hay gente que, al ser Android un software libre, consigue hacer desarrollo para que haya un mínimo de interactuación. Pero el resultado es muy pobre. ¿Puede un smartwatch de Huawei o Xiaomi convivir con un Android? Sí, y bien, pero si luego cambias de smartwatch y no es de la misma marca, casi siempre resulta que tus datos no se pueden volcar/migrar. Al final un follón.

Y dentro de toda esta heterogeneidad, Samsung aparece con sus smartwatch con SO Tizen que permite relacionarse con cualquier terminal Android y con cualquier terminal de Apple. ¿Un anillo para unirlos a todos? No, pero sí que cubre una gran abanico de opciones. Digamos que te ahorras ir migrando datos.

Todo y que en los últimos años he modificado mi smartwatch, siempre lo he hecho con dos opciones:

  • Con Android Wear el LG Urbane 2. La mejor batería del mundo. Sin comparación, pero con alguna carencias relacionadas más con la App Google Fit que no por el smartwatch.
  • Con smartwatch de Samsung. Un sistema propietario pero que te permite interactuar con toda la gama de smartphones que hay ahora en el mercado.

Para salvar estos cambios, encontré una aplicación que sea llama Health Sync que te permite alimentar de datos casi a tiempo real tanto la plataforma Samsung Health como la de Google Fit. En resumen, una solución que me permite ir probando cosas nuevas sin pérdida del histórico de mi actividad y mis registros de salud.

El Samsung Galaxy Watch Active es el nuevo reloj inteligente de la marca. Y he de reconocer que me ha sorprendido. Siempre me han gustado los relojes de, al menos, 42 mm de esfera y éste es de 40 mm. Bueno, es un sacrificio en estética pero, a la práctica, mucho más práctico de lo que me imaginaba. Lo que más me ha gustado, y convencido, es la ausencia de bezel (corona) interactiva que Samsung metía en todos sus smartwatch. Reconozco que esa corona giratoria me gustaba, pero la ausencia garantiza que no será un mecanismo que en el futuro pueda estropearse.

Pero si hay algo con lo que me ha ganado el corazón Samsung, algo que vengo reclamando hace mucho tiempo, es que ya no hace falta tocar ningún botón para activar la pantalla. Tocándola ligeramente, ya se activa. Eso me gusta porque, de nuevo, me garantizo que un botón travieso no me va a gastar una mala jugada.

A nivel funcional, nada nuevo que presentar en el reloj que no se haya comendado en los Gear S2 o S3. Todo igual. Creo que es una plataforma de software muy bien pensada y muy bien orientada al deporte. El GPS es preciso. Ya no hace falta que te lleves el smartphone a correr. El propio reloj te nutre de música a tus auriculares bluetooth, de posicionamiento GPS para indicar recorrido y distancia, y toma de pulsaciones por minutos. Todo en uno.

La batería rinde genial. Aguanta dos días sin problemas y con mucha actividad.

El precio me parece razonable y algo más barato que cuando salió el Galaxy Watch o los anteriores Gear S3 o S2.

Un buen smartwatch con el que no podrás lucir un relojazo, pero que te será muy útil.