NIU N-GT

Que el mundo del transporte se está electrificando está fuera de toda duda. Es obvio que el mundo, poco a poco, está dándose cuenta que el transporte debe dejar de emitir CO2 a la atmósfera.

De hecho, si seguís este blog, ya hice una prueba del patinete eléctrico Xiaomi Mijia 365. Como decía en su momento, es divertido, pero está en una tierra complicada: no tienes muy claro si  debes ir por el arcén o por la acera. Incluso esto puede cambiar si cambias de municipio. Es algo complicado. A parte de una autonomía algo corta y una velocidad que también es complicada: demasiada para la acera y algo escasa para el arcén.

En resumen, lo vendí porque no cubría mis requerimientos.

¿Y qué es lo siguiente? ¿El coche eléctrico? ¿La moto?

En cualquiera de los casos, el grave problema que tienen cualquier tipo de vehículo eléctrico es la diversidad de tipos de baterías, de formas de cargarlas, de tipos de enchufes y de cargadores. Es un lío querer y poder unificar esos criterios. Puede que te compres un coche y necesites un cargador pero que no te sirva para según qué moto te compres. Un poco lío, la verdad. Es lo que demuestra que el mercado, todavía no ha unificado criterios y se basa en a ver quién triunfa. En coches, eso sí, Tesla está marcando un poco el terreno.

El coche no es una opción, al menos de momento. Creo que un coche debe poder disponer de una de estas dos cosas:

  • O tiene 1000 Km de autonomía (que acabarán siendo 800 Km)
  • O se puede cargar en 5-10 minutos como máximo

Todo lo que no sea esto, creo que penaliza la compra de los coches. Si acaso, entendería un coche urbanita de unos 100-200 Km (reales unos 100Km), pero no un coche para hacer largos recorridos. Aun no.

Y en las motos, pasa algo peculiar y es que, al tener menos espacio para meter baterías, o bien la moto es voluminosa y pesada para que pueda tener una buena autonomía y velocidad o bien se queda corta en ambas características. Las motos que más autonomía tienen y mayores prestaciones suelen tener precios prohibitivos (entre 15.000 y 20.000 euros). Y, aun así, tienen buenas velocidades, pero cuanta más, menos batería.

Cuando compré el patinete, había invertido en Indiegogo en un proyecto de moto eléctrica que cumplía más o menos mis criterios:

  • Coste menor de 6000€
  • Velocidad de, al menos, 80 Km/h
  • Autonomía de, al menos, 100 Km
  • Baterías desmontables para cargar en casa (no dispongo de enchufe comunitario)

Y la encontré: NIU NGT: https://www.niu.com/es/n-gt/

Una moto por 4500€, 95 Km de autonomía usada en la modalidad más potente (Sport), 70-75 Km/h y doble batería desmontable para usar una mientras cargas la otra. Con cargador rápido (3’5 horas para cargar ambas baterías). Urbanita. Con una aceleración importante para salir pronto de los semáforos. En fin, algo serio como scooter.

Pues llevo con ella ya 2 semanas y os quiero contar mi experiencia y cuánto de verídicos eran los datos que ofrecían en la publicidad.

Como resumen decir que estoy muy satisfecho. Realmente satisfecho. Lo que publicaron, se cumple en realidad. Cierto es que hay alguna salvedad que luego comentaré, pero creo que es una opción perfecta para sustituir a cualquier scooter de 125cc que tanto triunfan en ciudades como Barcelona.

Dinámicamente se comporta muy bien. La aceleración es suficiente para salir en cabeza en los semáforos. La progresión de la velocidad es muy rápida. Pasar de 25Km/h a 50Km/h es muy rápido. Un golpe de acelerador te acompaña en tu voluntad de escabullirte de algún obstáculo. Muy bien en este punto.

Un punto débil es que la retención que un motor de explosión tiene, no lo tiene un motor eléctrico. Los primeros días debes acostumbrarte a esa falta de retención y tirar de frenos. Lo bueno es que, los frenos, sirven para regenerar energía y aliviar el consumo eléctrico.

Los frenos, genial. De verdad os puedo asegurar que tengo la sensación de frenada de la Honda SH125 con CBS. La NGT tiene también este tipo de frenada combinada (CBS) y la respuesta es buenísima. Como sabes que regeneras electricidad, te verás frenando y mirando a la pantalla para comprobar si regenera o no.

El sillín es ligeramente blando, pero cómodo. La moto es cómoda de llevar. Nunca pesada. La posición de conducción también requiere que te adaptes a algo diferentes. La batería están situadas debajo del sillín y debajo de los pies. La que está debajo de los pies, exige que la plataforma sea algo más elevada que en una moto normal. Esto hace que el ángulo de tus piernas sea de 90º en vez de unos 75-80º de una moto normal. De nuevo, exige un periodo de adaptación. Una vez superado, no hay ningún problema ni hace incómoda su conducción.

La suspensión es muy buena y soporta bien los traqueteos de calzadas poco conservadas. Si le sumas la ausencia de ruido de motor y que la moto es suave y cómoda, la experiencia de conducción es relajante. La sientes poderosa pero nada agresiva. Un equilibrio perfecto.

Estéticamente es pequeñita. Más de lo que te parece en los anuncios. Parece que hayan elegido a actores con cuerpos menudos para que la moto no se note demasiado pequeña en las fotos. Yo, que mido 1’71m la veo pequeña. Imaginad para una talla media de 1’80m. Pero se ve cuca. Parece mentira que algo tan pequeño sea tan potente y con tanta autonomía.

Tiene una pantalla multifunción que es de las cosas más bonitas que he visto. Es Oled y se ve genial tanto en la ausencia de luz (que se ilumina en multicolor dependiendo del uso que le des), como con sol radiante y directo. Se ve muy bien. Y aporta mucha información. Estado de las baterías, velocidad, hora, modo de conducción (Eco, Dynamic o Sport)… Suficiente para tener claro, de un vistazo, lo que ocurre en la moto.

Y todo esto, apoyado con un software y una conectividad que hacen de esta moto un e-moto conectada. Y va genial.

La moto tiene GPS que la geoposiciona en todo momento. Además, se apoya en una tarjeta 4G de Vodafone (que la marca ha pagado por 3 años) que permite que la geoposición sea más precisa y sirve para que se comunique con la aplicación de tu móvil. La App para el móvil es muy chula. Te informa en cada momento dónde has dejado la moto, cómo están las baterías, cuántos kilómetros puedes recorrer, historia de tus desplazamientos, ahorro de CO2 a la atmósfera (yo, en dos semanas he ahorrado 27 Kg de CO2 al ambiente), estadísticas de velocidad media…. Realmente está muy bien la App. Estoy convencido que, con el tiempo añadirán alguna funcionalidad más y/o mejoraran la eficiencia energética con updates de software.

La primera semana realicé 80 Km y quedaba un 15% de batería

La segunda semana he realizado 85 Km y quedaba un 22% de batería

Parece que, según vas conociendo la moto y combinando los diferentes método de conducción (Eco, Dynamic o Sport) consigues mejorar la autonomía de las baterías. Adaptarse para mejorar. Tiene una función que sorprende y que es la velocidad de crucero. Al igual que tienen muchos coches, tiene un botón que, cuando lo activas, mantiene la moto a la velocidad elegida sin tener que girar el puño del acelerador. Creo que esto también ayuda a un consumo más comedido.

Algunas cosas que he aprendido y que en NIU no te explican (es un fallo de la marca que supongo irán mejorando en cada nueva entrega) y que creo que puede servir a cualquier usuario que reciba su NIU N-GT:

  • Cuando las baterías llegan al 15% no puedes elegir otro método de conducción que no sea Eco (máximo 17Km/h). Sin saberlo, puede resultar una mala jugada. Sé que lo hace por conservar la batería, pero al menos, deberían advertirlo.
  • Si, cuando tienes las baterías al 15%, desconectas una de ellas, entonces si que puedes usar el modo Dynamic, que te permite llegar a los 45 Km/h
  • Una sola batería cargada al 100% no te permite activar el modo Sport. Lo máximo que te permite es Dynamic.

Y, por último, algunas peticiones que le haría a la marca si fuera posible implementarlo en futuras versiones de software:

  • Que el modo Dynamic llegue a 50 Km/h en la N-GT
  • Que permita el modo Dynamic con las dos baterías al 15%. Que lo impida cuando esté en entre 5-10% de la batería.
  • Poder cambiar el sonido de los intermitentes. No está mal, pero podrían dejar elegir el sonido.
  • La desactivación de la velocidad de crucero debería ser algo más fina. Tienes que apretar sensiblemente el freno para que se desactive.

Si piensas en comprar una moto urbana comparable a una 125cc, la Niu N-GT es una muy buena opción. Estoy contento y, cada día que pasa, más.